COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este miércoles en todo el país se conmemora un nuevo año de "Ni Una Menos", un hito en la historia del feminismo argentino por la masividad y transversalidad que tuvo esa primera gran movilización en ochenta ciudades del país contra los femicidios y la violencia machista. 

Este #3J se da en un contexto excepcional por la pandemia del Coronavirus, y en muchas ciudades no habrá marchas, pero sí encuentros virtuales. En Comodoro, en cambio, se convocó a una movilización por el centro. 

La concentración comenzará las 16 horas en la Plaza Kompuchewe (o Plaza de la Escuela 83) para luego leer un documento y marchar por calle San Martín. La movilización se llevará adelante bajo los protocolos de bioseguridad como distanciamiento social y uso de cubrebocas. 

"Este miércoles 3 de junio de 2020, en el particular contexto de pandemia y crisis
socioeconómica mundial, nos volvemos a encontrar en las calles y en las redes, desde cada espacio que habitamos para denunciar la violencia machista en todas sus modalidades, así como la complicidad del Estado",
manifestaron en un comunicado. 

En la marcha participarán la Multisectorial de Mujeres, la Asociación de Docentes Universitarios (UNPSJB), el Sindicato de Prensa (SIPRENCR), la Regional Sur de ATECH, el Sindicato de Trabajadores Judiciales (SITRAJUCH) y diferentes organizaciones y movimientos de mujeres y disidencias. 

Habrá una movilización en Comodoro a cinco años del primer "Ni Una Menos"

"Nuestros reclamos y luchas no se suspenden en cuarentena. Usamos los tapabocas como una medida de cuidado más, esa tarea de la que tanto sabemos y tan poco nos reconocen. No para callarnos, porque ya no podemos: desde el 20 de marzo al 28 de mayo se registran al menos 57 femicidios, según el Observatorio de la Casa del Encuentro, el 70 % asesinadas en sus viviendas en manos de sus parejas. Desde hace más de diez años la estadística de un femicidio cada 30 horas no sólo no baja, en algunos períodos de mayor desigualdad como el que vivimos se incrementan las muertes. El grito por Ni Una Menos, sigue tan vigente como en el 2015", sostienen en el documento.  

Y agregan: "Es por esto que planteamos hace muchos años la necesidad de la declaración de Emergencia Nacional en violencia contra las mujeres. Hoy está presentado en el Congreso de la Nación un proyecto a discutir sobre esta emergencia en tiempos de pandemia. La ley de Emergencia implica un presupuesto extraordinario para comenzar a tomar seriamente la problemática de la violencia que hoy tiene un incremento importante de femicidios, debido a los efectos de la pandemia y el aislamiento social preventivo.

"Hace tres años, la Legislatura provincial aprobó un proyecto de Ley de Emergencia en materia de violencia de género, que creaba el programa de reinserción laboral, el observatorio de violencia de género, la constitución mínima de un equipo de la Dirección de equidad y género, capacitaciones, campañas de prevención, entre otras cuestiones. Pasaron los dos años
previstos para la implementación y el gobierno no hizo nada. Las mujeres siguen padeciendo
la violencia y siendo víctimas de femicidio. El Estado es responsable. Por eso exigimos que
se tiene que ir el gobernador Mariano Arcioni",
aseguran.