COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En febrero no podrá realizarse el tradicional desfile sobre calle San Martín pero la Municipalidad anunció que diagramará algún evento en el que puedan expresarse con los protocolos sanitarios vigentes.

En un acto desarrollado en el Centro de Información Pública, el intendente Juan Pablo Luque se reunió con los representantes de veinte murgas de la ciudad, a quienes les entregó un aporte de la Municipalidad para que puedan seguir trabajando en el diseño y compra de materiales que necesitan para este proyecto.

El evento contó además con la presencia de la subsecretaria de Cultura de la Municipalidad, Jimena Cores; los secretarios Gustavo Fita y Ezequiel Turienzo; concejales Ariel Montenegro, Alejandra Robledo y Sonia Pereyra, y representantes de las murgas de los distintos barrios.

En ese marco, el intendente valoró el trabajo de la Secretaría de Cultura, “tanto Jimena como todos el equipo han hechos un esfuerzo enorme en este año tan difícil por tratar de mantener en pie a todos los hacedores culturales de la ciudad, ante la imposibilidad de generar presentaciones artísticas, capacitaciones presenciales, talleres y eventos”.

Respecto a la cercanía con los carnavales, que se desarrollan todos los años en febrero, Luque anticipó que naturalmente, ante la pandemia, no se podrá desarrollar en la calle San Martín pero se están analizando alternativas.

“Hemos definido que, más allá de que este año no vamos a poder hacer el carnaval como lo hacemos habitualmente, vamos a organizar dentro de la Secretaría de Cultura un esquema diferente. Haremos algo en algún lugar con mayor espacio y con las condiciones y protocolos que nos permitan poder llevarlo adelante”.

En este contexto, reconoció  que “la gestión municipal entiende a Comodoro como una ciudad cuyo movimiento murguero es difícil de igualar en el país. Por más que estemos al sur de la Argentina, que la tradición carnavalera se relaciona más con el norte del país por el clima,
Comodoro históricamente tuvo un enorme movimiento que entendemos que es importante acompañar y ayudarlos desde el municipio por el enorme rol social que cumplen en las calles de los barrios”.

Por último, advirtió que “la alegría que genera este evento  hay que sostenerlo de alguna manera. Esperemos que en el 2022 podamos volver a vivir la fiesta que estamos acostumbrados”.

Por su parte, la subsecretaria de Cultura, Jimena Cores manifestó que “en un año tan difícil, nos alegra terminarlo de esta manera. Estamos agradecidos al intendente junto al Gabinete Municipal, concejales y directores de murgas por el arduo trabajo que llevan a cabo en los
barrios respecto a lo cultural y social. Tenemos las esperanzas de comenzar un 2021 con muchos proyectos”.

“Este aporte es muy importante para la contención de los chicos” Al finalizar, el director de la murga Cómplice de Carnaval del barrio Laprida, Gustavo Urigh agradeció al Estado Municipal y expuso que “valoramos mucho esto porque nos sirve para invertir en indumentaria, instrumentos, parches y mejorar cada año por los chicos. Deseamos poder retomar el próximo año ya que este 2020 se suspendió la actividad y priorizamos la salud de los 40 niños que integran el grupo”.

“Realmente este es un trabajo que hacemos a pulmón y nos sustentamos con ferias de empanadas para poder participar de los corsos provinciales para el barrio, la murga  es una contención enorme porque se comprometen con esto y ensayábamos tres veces por semana para mostrar lo que nos gusta hacer”, concluyó.