CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El hermano del médico Federico Bassi, quien murió al estrellarse un avión sanitario poco antes de llegar al aeropuerto de Esquel, dijo hoy que "era algo frecuente" que realizara este tipo de viajes y que "había semanas en las que iba a tres o cuatro lugares".

Sebastian Bassi contó que su hermano era cardiólogo y aeroevacuador y que ayer estaba "de guardia" por lo que se embarcó en el avión sanitario que debía buscar en Esquel a una paciente pediátrica que debía viajar a la ciudad de Buenos Aires.

"No iba todos los días porque tampoco todos los días hay esos vuelos", afirmó conmovido a TN. "Hablamos por Zoom el 3 de mayo porque fue el cumpleaños de mi mamá, porque estamos todos separados en distintos lugares y después mandó un mensaje justo antes de salir diciendo que se iba a Esquel", relató Sebastián, quien contó que Federico solía viajar "de un momento a otro, como de emergencia, a veces avisaba, con suerte, unas horas antes".

Además, contó que el mensaje que transmitía su hermano en medio de la pandemia de coronavirus "era que todo esto es para cuidarse y a mi abuela la llamaba todos los días para asegurarse que no saliera de la casa".

"Estoy bastante shockeado, no duermo desde anoche que me enteré", concluyó el hermano del médico fallecido.