Pacho se había quedado sin trabajo y pidió ayuda a través de las redes sociales. Gracias a la solidaridad de la gente no sólo pudo atravesar esos duros meses sino que le permitieron generar una nueva fuente de ingresos: armó un puesto de verduras frente a su casa en el barrio Máximo Abásolo.

Sin embargo, esta buena noticia que había recibido comentarios positivos en redes sociales incluso desde comercios del mismo rubro, se derrumbó este sábado cuando el viento tiró abajo la estructura que armaron con tanto esfuerzo.

Habían armado un puestito para vender verduras en la casa y el viento se los tiró

"Hola gente necesito de su ayuda, por favor, disculpen las molestias", comienza Pacho su publicación en Facebook este sábado, en la que pide donaciones de cualquier tipo de material que le ayude a rearmar su espacio de trabajo. 

"Se me rompió todo mi puestito, que habíamos armado con tanto esfuerzo y no podemos trabajar", lamenta en el posteo realizado en el grupo dedicado a la compra y venta, y agrega que, aunque no pueden atender en su puesto, quien desee de todas maneras puede "hacer un pedido de frutas y verduras por encargo, se lo preparamos y lo pasan a retirar, porque no contamos con movilidad". "Muchas gracias y bendiciones", finaliza

Habían armado un puestito para vender verduras en la casa y el viento se los tiró