RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - La falta de cigarrillos en Río Gallegos tiene a maltraer a comerciantes y distribuidores que elevaron el conflicto a un nuevo nivel. Desde la distribuidora habrían tildado de “traidores y bipolares” a los kiosqueros que forman filas para comprar.

Mientras la escasez de cigarrillos continúa y se espera que las fábricas retomen la producción, el conflicto a nivel local llegó a otro extremo.

En plena escasez de tabaco, todas las mañanas los kiosqueros hacen fila fuera de la distribuidora para poder comprar algunos cartones y revender a sus clientes que también hacen largas filas.

El problema tuvo lugar entre los kiosqueros y la única distribuidora que actualmente “reparte” cigarrillos de la fábrica British American Tobacco, proveedora de marcas como Rothmans, Pall Mall y Camel.

El viernes por la mañana fueron a hacer fila, como lo hacen desde que comenzó la escasez. Al llegar, los recibió una de las trabajadoras de la distribuidora “a los gritos”, según informó La Opinión Austral.  “De allá para allá, están los traidores y los bipolares. La denuncia salió ayer en el diario, desde British American Tabaco les mandan saludos”, grita una mujer a lo lejos.

“Así nos están tratando. De traidores y bipolares”, señaló indignado un kiosquero.

Todo comenzó con la denuncia que realizaron los comerciantes de Río Gallegos ante Defensa al Consumidor de la provincia y ante la tabacalera British American Tobacco en relación al sistema que emplea una distribuidora local.

Según explicaron los kiosqueros al diario santacruceño, la distribuidora tiene un comportamiento “abusivo” para con los comerciantes y propietarios.

Es que los comerciantes estarían obligados a comprar mercadería del local, además de los cartones de tabaco, algo que los posiciona en un lugar “incómodo”, manifestaron. 

En plena pandemia, los kiosqueros disminuyeron notablemente sus ventas y mucha de la mercadería está próxima a vencer. A ese panorama, tienen que sumarle la “compra obligada” a la distribuidora, algo que consideran “innecesario”.

De esta manera, efectuaron las denuncias correspondientes ante Defensa al Consumidor de la provincia y ante la tabacalera British American Tobacco, para que procedan a intervenir en este conflicto comercial.

El lunes pasado volvieron a funcionar las fábricas tabacaleras. El reabastecimiento se dará de forma paulatina y llegará, en primera instancia, a comercios de Buenos Aires, para ir alcanzando al interior del país recién la próxima semana.