En un contexto socio-económico delicado y a poco más de un mes para las elecciones legislativas, grupos de izquierda se movilizarán este jueves en reclamo de “empleo genuino” y una mejor provisión de alimentos para los comedores de los barrios.

“Desde La Quiaca a Tierra del Fuego”, es la consigna bajo la cual las agrupaciones, encabezadas por el Polo Obrero, se concentrarán desde las 10 de la mañana en 22 provincias donde amenazan con obstruir los principales accesos, como se hará en el epicentro de la movilización, en la Ciudad de Buenos Aires.

A través de un comunicado, las agrupaciones convocantes advirtieron que "luego de más de un mes de haber presentado un programa de empleo genuino, no hemos obtenido ni siquiera una respuesta formal de parte del ministro (de Desarrollo Social) Zabaleta”.

La manifestación llega poco después de que los piqueteros se hubieran reunido con el exintendente de Hurlingham, en un encuentro donde entregaron al funcionario una carpeta con pedidos de obras y construcción de viviendas en barrios populares.

"Permitiría darle trabajo a 100 mil compañeros con oficios registrados para empezar a laburar mañana mismo”, había manifestado al respecto el dirigente del Polo Obrero Eduardo Belliboni.

Ante la falta de respuesta, y luego de que el Gobierno presentara a través de Sergio Massa un proyecto que busca erradicar los planes sociales para convertirlos en trabajo -el cual es calificado como "maniobra electoral" por las organizaciones- es que se convocó a la manifestación que tendrá lugar mañana.

Para las organizaciones, el proyecto oficialista  intenta “responsabilizar a las víctimas de la desocupación y la precarización laboral de aquellos que sufren la falta de trabajo, producto de las políticas desastrosas de los gobiernos de las últimas décadas”

“Nos enteramos por los medios que el gobierno vuelve a la vieja y remanida fórmula de anunciar el cambio de planes sociales por ‘trabajo’. Lamentablemente, ya hemos escuchado, gobierno tras gobierno, esta fórmula vacía de contenido, porque no tiene un correlato con la situación económica”, agregan.

En ese sentido, destacaron que la “apertura de nuevas fuentes de trabajo, las fábricas y la inversión pública” deberían ser “el correlato de estos anuncios para creer que sean ciertos” y “no la frase de ocasión de ‘cambiar planes sociales por trabajo’”.

“Queremos trabajo genuino, pero de verdad, no medidas cortoplacistas que sólo profundizan la precariedad de nuestras vidas y de nuestro trabajo. Eso solo surgirá del desarrollo de planes económicos, que no estén al servicio de los subsidios a los capitalistas y al pago de la deuda y el FMI”, cerraron.

Cabe destacar que entre los puntos que serán bloqueados por los piqueteros se destacan seis accesos a la capital nacional, los cuales se podrían sumar a los principales ingresos a las distintas provincias del país.