Los gremios marítimos de mar y río y los capitanes de pesca iniciaron un paro general de actividades de 48 horas en todo el país en demanda de "la inmediata vacunación" de esas tripulaciones, declaradas esenciales, y la garantía de asistencia sanitaria en los puertos.

La medida de fuerza fue decidida por la Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca (Aacpypp) y consensuada hoy con los gremios marítimos y fluviales.

La huelga nacional de 48 horas comenzó a las 18 de este martes y, en principio, se extenderá hasta la tarde del jueves, señalaron a Télam las fuentes gremiales de varias entidades.

La protesta, además de los pescadores, involucra al Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), al Centro de Patrones, a los Conductores Navales, Maquinistas Navales y Comisarios, entre otras organizaciones, en resguardo de la salud de los trabajadores.

“Todos estos trabajadores esenciales no fueron aún vacunados. Las tripulaciones se enferman y mueren en sus puestos laborales, por lo que las organizaciones sindicales no se quedarán de brazos cruzados", afirmaron los gremios en un comunicado conjunto.

Los dirigentes, entre ellos Jorge Frías y Raúl Durdos, de los pescadores y el SOMU, explicaron que hay más de 20 tripulaciones aisladas, y a muchas no se les permite el ingreso a puerto, no obstante los contagios a bordo y los infectados en las cubiertas.

"En la última semana hubo 4 muertos por la Covid-19, y aumentan los casos", aseguraron los dirigentes, quienes exigieron la inmediata inmunización de todos los trabajadores.