La Regional Sur de la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut (ATECH), se cuestionó la decisión de las autoridades que pretenden avanzar con la presencialidad en la Escuela N° 745, cuando no está en condiciones gran parte del edificio y hay graves problemas de filtraciones, y con el servicio eléctrico.

El secretario general de ATECh Sur, Daniel Murphy, contó a ADNSUR que hay una decisión de las autoridades de habilitar las clases presenciales en la institución, pese a que el lugar no se encuentra en condiciones, con problemas "severos" de filtraciones y con el tema eléctrico.

"Una vez más podemos demostrar que cuando la ministra de Educación- en marzo de este año - dijo que las escuelas estaban en condiciones, o no sabía o estaba mintiendo adrede para hacerle creer a la comunidad que hicieron lo que no hicieron", manifestó.

Y explicó que en el establecimiento se quemaron dos de bombas de agua, y que gracias a un trabajo conjunto entre la cooperadora y un grupo de padres se pudo solucionar.  Sin embargo, el tema de la instalación eléctrica y una filtración que hay desde hace mucho tiempo siguen siendo problemas pendientes sin resolver.

Las instalaciones educativas no están en condiciones asegura la ATECH.
Las instalaciones educativas no están en condiciones asegura la ATECH.

Murphy aseguró, que "la escuela no está en condiciones para recibir estudiantes. Se  propone que se utilice una parte del edificio, pero nosotros queremos una presencialidad segura, y  no podemos permitir que el Ministerio de Educación siga ocultando los problemas por los ajustes de años", reconoció.

El dirigente reconoció que si bien ha habido  "un avance mínimo" los problemas siguen exactamente igual. "Quieren abrirla para que algunos estudiantes puedan entrar y tener clases pero con riesgos que están a la vista".

Hay problemas de filtraciones y en las instalaciones eléctricas.
Hay problemas de filtraciones y en las instalaciones eléctricas.

"Son varias las escuelas que arrastran problemas estructurales de mucho tiempo que no se solucionan. La ministra de Educación insiste en decir que está todo bárbaro, que es todo maravilloso y que estamos en otro país", concluyó.