Este jueves, un crudo episodio ocurrió en una veterinaria en Buenos Aires. Allí Claudio Burgarella, dueño de un caniche, golpeó salvajemente al dueño del local porque su mascota murió. 

De la agresión también participó su esposa que es abogada. Ambos llevaron al animal para que lo bañen y lo peinen

Sin embargo, al arribar y darse cuenta de la mañana noticia, el hombre golpeó junto con su pareja al veterinario que lo atendió hasta dejarlo inconsciente.

Tras el violento suceso, se realizó la denuncia y el agresor fue aprehendido, acusado por “lesiones” y este viernes será indagado.

Por su parte, el veterinario quedó internado en grave estado en el hospital de Haedo. Al animal le van a realizar la autopsia para determinar las causas de la muerte, informó TN Noticias.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!