EL HOYO  (ADNSUR) - La vida de más de 200 familias de la Comarca Andina cambiaron el martes pasado para siempre debido a los incendios que afectaron a localidades de Chubut y Río Negro. La gran mayoría debió huir de sus hogares ante el avance violento de las llamas. Por estas horas,  recorren lo que quedó en pie de sus casas, de sus bienes y de sus sueños.

 La historia de Geremías, un joven músico de 13 años, es una de las tantas que se dan a conocer por estas horas. El pequeño fueue criado en el campo, entre los bosques y lagos, en cercanías de El Hoyo, donde ahora vive junto a su familia momentos de profunda tristeza.  Perdieron todo,  sus animales, su casa, los galpones donde tenían caballos y todo lo que tenían en cuestión de minutos.

El pequeño músico solía deleitar a quienes todos los años se acercaban a disfrutar de la Fiesta de la Fruta fina,  se subía al escenario y con orgullo mostraba su música. Pero hasta eso le arrebató el fuego:  su acordeón quedó adentro de su casa junto a todo lo que las llamas dejaron hecho cenizas.

 Su mamá contó su historia a Comodoro 24,  luego de que se viralizará la foto de su casa prendida fuego en el medio de la oscuridad , sin consuelo y sabiendo que obligadamente deberán empezar de cero.