COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Unos 15 restaurantes - hoteles emblemáticos de la ciudad bajaron sus persianas en los últimos 100 días. La pandemia no perdona. Pagar alquileres, sueldos, cargas sociales, impuestos  y además procurar obtener una rentabilidad es imposible. En este contexto crítico se espera que en las próximas semanas cierren unos 50 locales gastronómicos –hoteleros más. Así se desprende de los datos ofrecidos por el propio Secretario Adjunto de la Unión de Trabajadores Gastronómico (UTHGA), Mariano Cebellín al programa radial “Actualidad 2.0”.

“El paso hacia atrás con la vuelta de los cierres de los establecimientos gastronómicos fue un golpe duro; los índices nos está demostrando que estamos teniendo muchas pérdidas de puestos de trabajo, establecimientos que ya cierran. Tenemos alrededor de 12 a 15 establecimientos tanto hoteleros como gastronómicos que cerraron. Estamos hablando de casi 100 puestos de trabajo. Tenemos una proyección de 50 establecimientos que están en una cornisa que es incierta y posiblemente no puedan pasar esta pandemia y es otra pérdida de otros 400 puestos más de trabajo”.

Los datos son duros y la situación de empleados y propietarios desesperante.  “Realmente estamos empezando a tener situaciones de hambre y -como dijo Luis Barrionuevo (referente sindical) -en los medios nacionales se está muriendo más gente de hambre que de Covid -19”.  Estamos pidiendo que se tomen decisiones para que este sector no desaparezca”, manifestó.

Gastronómicos y hoteleros en riesgo: cómo sobrevivir después de más de 100 días de cuarentena

Mesas y habitaciones vacías

“La Tradición”, “Bar Mix”, “Cayo Coco del Mar”, “Puerto Cangrejo”, “Del Viento”, entre otros son algunos de los restaurantes íconos de nuestra ciudad que bajaron las persianas en los últimos 100 días de cuarentena. “No pudimos aguantar más las “no ventas”, tenemos una estructura muy grande para la poca gente que iba.

La realidad cambió –explica Adrián Mariño, propietario de “Cayo Coco” respecto al cierre de una de las sucursales- el protocolo nos lleva a trabajar a un 30 -35 % de las mesas, de ahí tenes que llenarlas y con eso acompañar del servicio de delivery y que la gente venga a buscar la comida al local, entonces todo eso te hace un equilibrio que permite mantenerte no es que vas a tener la realidad que tenías antes que era el negocio lleno, gente en espera, esa realidad creo que va a costar un tiempo.

Los hoteles padecen la misma situación. Pese a estar abiertos, las habitaciones no están ocupadas porque al no estar habilitados los vuelos no hay demanda concreta de huéspedes. Así lo confirmaba Víctor Correia, gerente de Lucania Palazzo Hotel quien se sumó al pedido de Emergencia Económica para el sector que permita sobrellevar la grave crisis que atraviesa el sector.

"Sabanazo" de Hoteleros y Gastronómicos en reclamo de una ley de emergencia. Foto: ADNSUR
"Sabanazo" de Hoteleros y Gastronómicos en reclamo de una ley de emergencia. Foto: ADNSUR

En este marco se está impulsando una campaña para que se declare la Ley de Emergencia Económica para el sector. “Lo que se está solicitando son ayudas del estado que sean subsidios porque los negocios no dan más y si son créditos que sean a tasa “0”, te dan un crédito a pagar, te dicen tres meses de gracia para pagarlo, ya pasaron y yo tengo que empezar a pagarlo. La realidad a mí no me cambió en tres meses”, explica Mariño. “Es un pedido  de Ley de Emergencia para que no sigan quebrando empresas ni restaurantes, ni hoteles, ni cafeterías, ni lugares de turismo las agencias de turismo están totalmente fundidas”.