El ganador fue identificado como Gregory Jarvi, un hombre  de 57 años de edad, que tuvo la dicha de comprar el billete de lotería que resultó premiado, pero fue hallado sin vida en una playa balnearia de Estados Unidos antes de poder retirar el dinero. Habría recibido un golpe muy fuerte en su cabeza mientras navegaba.

Ocurrió el pasado 13 de septiembre,  cuando el norteamericano ganó el premio mayor de un juego de la Lotería de Michigan pero "no pudo cobrarlo porque no tenía una tarjeta de seguro social", contó Dawn Talaski, dueño del bar Club Keno, donde el hombre compró su ticket, señalando uno de los requisitos que pide la organización. Así, Jarvi solicitó una nueva y quedó a la espera.

Ganó la lotería pero algo inesperado sucedió antes de poder cobrar el premio

Mientras aguardaba los días para poder ir a cobrar el importante premio, el hombre salió a pasear el viernes pasado por la playa con su kayak y esta vez, la vida le jugó una mala pasada. Según la autopsia, murió ahogado y tenía heridas coincidentes con un golpe en la cabeza, las cuales se habría hecho al golpear con el bote.