Con un nuevo año a la vuelta de la esquina, el Impuesto a las Ganancias sufrirá, desde enero de 2022, modificaciones que cambiarán los mínimos no imponibles y los máximos deducibles, y por consiguiente, quiénes se verán afectados por el mismo.

Las variables se actualizarán en el primer mes del año entrante en un 50,62%, siendo este el porcentaje en que se incrementó la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte) entre octubre de 2020 y 2021, la cual influye desde 2018 en el esquema del tributo que grava a algunas personas físicas y empresas pagan al Estado en función de los ingresos que declaren haber tenido en el curso del año.

A diferencia de como se hacía inicialmente, a partir de 2022 una ley define cuál es el piso de ingresos a partir del cual se debe pagar el impuesto, siendo actualmente $175.000 de salario bruto.

En esa línea, quienes posean un ingreso que vaya desde la cifra mencionada hasta los $203.000 la AFIP dispuso una tabla de deducciones especiales que disminuyen la cifra a tributar.

De esta manera, y con la nueva reglamentación, no pagarían el Impuesto a las Ganancias aquellas personas con ingresos brutos inferiores a los $263.593, mientras que quienes perciban $305.768 o más lo harían con el esquema "aliviado".

Sin embargo, el ente que conduce Mercedes Marcó del Pont aún no oficializó cómo serán las actualizaciones, por lo que podría decidir realizar las actualizaciones en base a los valores vigentes antes del decreto sancionado el septiembre, los cuales ubican el piso en $150.000 brutos.

En caso de ser así, se tributaría a partir de un ingreso de $225.937.

Por otro lado, las actualizaciones deberán aplicarse también a los montos deducibles, por lo que declarando  el pago de salarios por servicio doméstico o alquiler de vivienda el máximo a descontar  pasará de $167.678,40 a $252.565.

De $156.320,63 a $235.457 anuales pasará la deducción por cónyuge, y la correspondiente a cada hijo menor de 18 años de $78.833,08 a $118.742.

Por último, y en el caso de los autónomos, la deducción general anual pasará de $503.035,19 a $757.694, siendo entonces afectados los ingresos de $63.141 mensuales o superiores.

Con información de La Nación

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!