A poco más de una semana para que termine el año, y en un contexto de actualización del piso salarial mensual fijado por ley mediante el índice Ripte, el Gobierno confirmó este jueves a partir de qué salario no habrá que pagar el Impuesto a las Ganancias desde enero de 2022.

Con la modificación del viejo piso salarial fijado en $150.000 a causa del 50,62% alcanzado por el Ripte, deberán abonar el impuesto  todos aquellos trabajadores que tengan un salario bruto superior a 225.937 pesos.

El incremento, cabe destacar, también regirá para remuneraciones de sueldos  ubicados entre $225.937 y $260.580 brutos, mientras que se estableció que no se descontará ganancias por el medio aguinaldo a aquellos trabajadores cuyó salario promedio mensual del primer semestre no supere los $225.937.

Durante este año, y para compensar los efectos de la inflación, el piso de Ganancias había sido actualizado en dos oportunidades: la primera, en junio, a través de la ley 27.617 y para los $150.000 brutos. La segunda, en septiembre, fue definida para los sueldois de $175.000, a través del decreto 620.

En cuanto a las cifras de 2022, también se estableció que la deducción por cónyuge se incrementará a $235.457,25 mientras que por hijo es de $118.741,97, monto que se elevaría a $237.483,94 en el caso de los hijos incapacitados para el trabajo.

El Ripte, cabe destacar, es un índice mensual elaborado por el Ministerio de Trabajo, y refleja la variación de los salarios en relación a los aportes de los trabajadores formales registrados.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!