La insospechada fama le llegó a Alejandro, un vendedor de Churros del barrio Acindar en Rosario, luego de que un cliente lo encontrará parecido a Ángel Di Maria.  “¡Eh, Fideo!”, le gritó y desde ese momento, Alejandro ya no fue el nombre con el que lo llaman sino por sus apodos: “Fideo, Dima o Di María”, reconoce. 

“Yo no digo que me parezco pero la gente sí”, dijo el rosarino que hace 14 años se dedica a la venta de churros. Sin embargo, este inesperado parecido lo ha beneficiado en los últimos días tras el triunfo de Argentina ante Brasil por la Copa América.

Es que desde ese domingo, Alejandro asegura que las ventas de sus churros se han duplicado y es que son muchas las personas que se acercan por su parecido con el futbolista argentino, convirtiéndose en un "furor" en su barrio por su parecido con Di María.

"Voy por la calle y algunos me dicen ‘hey, hiciste el gol’”, relató a Radio 3 quien celebra doble el triunfo de la Argentina porque justamente el gol ganador fue de Ángel Di María.