FRANCIA - Más de 600 rescatistas y otros ayudantes buscaban este martes a unas 20 personas que aún estaban desaparecidas, cuando encontraron los cadáveres desenterrados de los cementerios. Desde que la tormenta azotó el viernes la zona de Alpes-Maritimes de Francia y las regiones noroccidentales italianas de Liguria y Piamonte se reportaron un total de 12 muertes: cuatro en el lado francés, ocho en el lado italiano. 

Según informó una portavoz de la administración regional de Alpes-Maritimes, los restos aparecieron en el lado italiano, y estaban en un estado de descomposición tan avanzado que eran claramente distinguibles de las víctimas recientes de la tormenta.

Sin embargo, no se pudo precisar desde dónde fueron arrastrados por las inundaciones, ni tampoco si los cuerpos estaban entre los ocho muertos reportados en Italia por la tormenta.

Según informaron las autoridades francesas de las regiones afectadas, los cementerios en las ciudades de Saint-Martin-de-Vesubie y Tende fueron arrasados por las inundaciones. El alcalde de Tende, Jean-Pierre Vassallo, indicó al periódico Le Parisien que el cementerio del pueblo “fue cortado en dos” y que la fuerza del agua sacó algunos cuerpos del lugar donde fueron enterrados.

Fuente: Página/12