“Los enfermeros no solo son la primera línea, siempre, en un sistema sanitario, sino que son fundamentales, importantes, y por ello debemos cuidar a quienes cuidan”. La frase pertenece a Lidia Blanco, la enfermera que este martes se convirtió en la primera mujer en llegar al rectorado de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB). Blanco reemplazará a Carlos De Marziani, el ingeniero que asumió en noviembre de 2017.

Será la décima rectora desde el retorno de la democracia. Antes de ella estuvieron el ingeniero Aldo López Guidi (1983-86), Hércules Pinelli (1986-89); Manuel Vivas (1989-92); Adolfo Canero (1992-95); Hugo Luis Bersán (1995-2005); Jorge Gil (2005-09); Adolfo Genini (2009-13); Alberto Ayape (2013-17) y De Marzini.

Blanco es palabra autorizada en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. En la actualidad es la decana de la Facultad de Ciencias Naturales y Ciencias de la Salud, cargo que ocupa por segunda vez en su vida, ya que previo a haber sido vicerrectora de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, durante la gestión de Ayape, estuvo a cargo de la facultad.

Licenciada, Magíster y docente, Blanco también tuvo un paso por el sistema de salud público. En la década del 80 fue parte del servicio de Enfermería del Hospital Regional, e incluso durante la Guerra de Malvinas fue una de las tantas enfermeras que atendió a soldados heridos, algo que recordó en el 52° aniversario del nosocomio. 

“Tuve el orgullo de ser enfermera en el año 82, con los soldaditos correntinos que apenas hablaban español y teníamos que ayudar con el guaraní. Como uno es del norte sabe hablar guaraní, entonces los ayudamos a hacerse entender”, dijo en ese entonces, haciendo alusión a sus pagos, San Luis del Palmar, Corrientes, donde nació.

Hasta el año 87, Blanco estuvo en el Hospital Regional. Luego dejó la institución, pero asegura que en su corazón siente que nunca se fue. 

Docente de alma y de carrera, en la Universidad Nacional supo construir su propio camino. 

Ya en ese año fue Jefa del Departamento de Enfermería, cargo que ocupó por unos meses, y que volvió a ocupar entre 1990 y 2000, y luego entre 2003 y 2005. 

Tras esa última experiencia, Blanco asumió como vicedecana de la Facultad, cargo en el que estuvo al frente hasta 2009, para luego asumir como decana. Luego llegaría su tarea en el rectorado junto a Ayape, y más tarde el regreso al decanato de Naturales, cuando se incorporó también Ciencias de la Salud, al crearse la carrera de Medicina; todo un logro de la universidad pública de Comodoro y las últimas gestiones, de las cuales también fue protagonista.

A lo largo de su trayectoria, Blanco, ha realizado cursos y talleres de perfeccionamiento en el país y en el exterior. Su experiencia, la ha llevado a ser evaluadora de la Acreditación de doctorado en Enfermería de la Universidad Nacional de Rosario; también de la carrera de Enfermería en el marco del ARCUSUR, además de evaluadora internacional del Programa de Enfermería de la universidades de Santa Marta, Cartagena y la Pontificia de Medellín; estas últimas tres de Colombia. 

Sin duda, Blanco, madre de una hija y un hijo, abuela de 2 nietos, ha dedicado una vida a la educación de la enfermería y al servicio. Es que como alguna vez dijo, en uno de los videos institucionales de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, ella predica la “función de servicio”, aquella que “tiene que ver con la profesión” que abrazó: ser enfermera.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!