ESPAÑA - "Me llevé a esa niña que no era la mía, y me siento con el deber de pedirle disculpas", sostuvo Juan Manuel, vecino de Calella, en las afueras de Barcelona. Por error, tomó a una niña de tres años de otra familia, pensando que era la suya. El hombre llevaba dos años sin ver a su hija por cuestiones legales.

Una serie de coincidencias colaboraron con el error: ambas se llaman Amelia y guardan algún parecido físico, lo que sumado al uso de mascarillas ayudó a generar confusión.

Según le explicó el hombre a la prensa, hace dos años no puede ver a su hija. El jueves pasado retiró a Amelia de la guardería y la llevó al municipio de Tordera para pasar la tarde juntos. Más tarde, logró darse cuenta de que estaba con otra nena que llevaba el mismo nombre que su hija.

Al parecer, la niña también creyó que estaba en compañía de su padre. "Papá, la casa está muy cambiada, ¿eh?", le dijo Amelia. Según contó el hombre, en ese lugar jugaron y tomaron la merienda. El hombre devolvió a la niña a la guardería en cuanto se dio cuenta del error.

Fuente: La Nación