COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR ) - La audiencia de conciliación realizada en la Subsecretaría de Trabajo sobre el mediodía del lunes no logró llegar a un acuerdo entre el sindicato de la Alimentación y la cámara de empresas pesqueras, en el conflicto que ha paralizado a la mayoría de las plantas pesqueras de la ciudad y que afectó nuevamente el ingreso a la zona portuaria. Mientras el STIA pide 10.000 pesos retroactivos a junio, las empresas ofrecieron 5.000 pesos a partir de agosto.

“Ofrecieron 5.000 pesos por quincena hasta que termine la zafra del langostino y la gente lo rechazó, por lo que seguimos con la retención de servicios”, confirmó Oscar Lapalma, titular del STIA, al concluir la audiencia convocada en el organismo laboral, sobre las 15 hs. del lunes.
La propuesta empresaria apuntó a dar un anticipo a cuenta de 5.000 pesos, “hasta que firme la cámara signataria un acuerdo para la temporada 2020/2021”, según expusieron los empresarios, además de un adicional de 454 pesos por día de trabajo para el personal eventual.
Además, se propuso que una vez terminada la temporada del langostino en aguas nacionales, se iniciaría una nueva negociación para las especies merluza y langostino en aguas provinciales.

Desde el sindicato se había reclamado un monto de 10.000 pesos, retroactivos al mes de junio. “Ellos tienen el 50 por ciento del sueldo cubierto por el gobierno nacional, a través del decreto 332/2020 –insistieron desde el gremio-. Además, les bajaron los aportes patronales y el puerto les bonifica un 25 por ciento de la tarifa. Por otro lado, el ministro Matías Kulfas anunció que están por restablecer los reembolsos a la exportación por puertos patagónicos. Tienen mucha ayuda oficial, exportaron por varios millones de dólares el año pasado, pero no le quieren dar 10.000 pesos a los trabajadores que cobran por jornada”.