MAR DEL PLATA (ADNSUR) - L a ceremonia de incorporación de la flamante nave "Mar Argentino" a la flota del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP) derivó en un bochorno, con nervios, malos augurios y el origen vikingo de una larga tradición marítima.

Fracasaron 10 veces con la tradicional rotura de una botella para bautizar un barco y tuvieron que descorchar

La moderna motonave, que arribó el pasado 25 de noviembre al puerto de Mar del Plata y luego de las formalidades reglamentarias el pasado viernes se dieron cita en la Escollera Norte el puerto marplatense autoridades nacionales y provinciales y la madrina de la nave que, como es
tradición, lanzó la consabida botella de champagne contra la proa del buque en cuatro oportunidades sin conseguir romperla ante la exclamación espontánea de los presentes.

Visiblemente molesto por la situación, el director del INIDEP tomó la botella en sus manos y arremetió contra la nave una, dos y hasta cinco veces sin poder lograr el cometido.

Vencido y agitado accedió, a instancias del locutor oficial de la cita, a open la botella y derramar finalmente el contenido sobre la embarcación, algo que tampoco fue fácil de lograr.

Foto 0223
Foto 0223

Sabido es que - siempre en el contexto de las tradiciones navales- la no rotura de la "botella bautismal" es de mal augurio. Más allá de cualquier superstición o leyenda, los
buques Titanic, Andrea Doria y el Costa Concordia comparten un origen y un final común, sus
botellas no se rompieron y todos naufragaron.

Fracasaron 10 veces con la tradicional rotura de una botella para bautizar un barco y tuvieron que descorchar

La moderna motonave fue construida en el astillero gallego Armon Vigo SA, tiene 36 metros de eslora (largo) y 8,5 metros de manga (ancho), cuenta con propulsión diésel eléctrica, quilla retráctil y un sistema de baja propagación de ruido al agua para evitar interferir con la
evolución de los cardúmenes. Lo tripulan 19 personas de las cuales 11 son parte de la dotación náutica y los 8 restantes científicos. (ANSA).