CAPITAL FEDERAL - A principios de 2018 se conocieron los primeros rumores acerca de conversaciones que mantuvieron Ford y Volkswagen con la intención de unir fuerzas para desarrollar y fabricar vehículos en forma conjunta y de este modo reducir los costos de producción.

Ese primer acercamiento vinculaba a ambas marcas para trabajar juntos en la creación y producción de vehículos comerciales, más específicamente furgones. Pero nuevas informaciones aseguran una posible fuerte ampliación en esta colaboración.

Según el análisis del medio estadounidense, las dos empresas son muy fuertes pero en distintos mercados y con diferentes productos, lo que evitaría una superposición de modelos. La marca del óvalo domina el mercado de las pickups en los Estados Unidos, en donde fabrica casi el 40 % de las camionetas grandes de ese país.

Además, este tipo de vehículos resulta muy rentable.

Volkswagen, en cambio, está embarcado en un fuerte desarrollo de una gama completamente eléctrica a partir de 2020. Además, el constructor alemán es el que más vende en China, el mercado más importante del mundo, mientras que no es tan fuerte en territorio estadounidense, el segundo más grande del planeta.

A Ford le ocurre exactamente lo contrario.

El informe cita a varios analistas del sector que coinciden en que un trabajo conjunto entre ambas marcas le produciría un ahorro de cientos de millones de dólares. Uno de ellos, John McElroy, de Autoline, cree que "hay demasiadas compañías de automóviles con demasiadas marcas que fabrican demasiados modelos".

Para una asociación entre Ford y Volkswagen, el especialista señala que podrían compartir plataformas y motores sin que esto genere muchas quejas de los clientes. "El 90 % del público que compra automóviles no sabe ni le importa nada de eso".

Durante agosto, Thomas Sedran, CEO de la división de vehículos comerciales de Volkswagen, había confirmado a un diario alemán la posibilidad de construir vehículos en forma conjunta con Ford: "forma parte de las conversaciones pero les pido un poco de paciencia".

¿Qué implicancias podría tener esta colaboración en la Argentina?

Tanto Ford como Volkswagen fabrican vehículos en nuestro país. Y ambos producen una pickup mediana: la Ranger y la Amarok, respectivamente. De hecho, ambas fábricas están apenas separadas por un cerco, en General Pacheco, herencia de la época de Autolatina, cuando las dos empresas estuvieron juntas en Argentina y Brasil.

El mes pasado, Heiner Lanze, vicepresidente de Suministros para América Latina de Volkswagen, fue designado para coordinar el Proyecto Cyclone. Que no es otra cosa que el nuevo desarrollo de vehículos comerciales.

La noticia la había dado a conocer el sitio Argentina Autoblog, cuando publicó un comunicado interno en el que el CEO de VW Sudamérica, Pablo Di Si, y el CEO de VW Argentina, Hernán Vázquez, le deseaban "éxito al señor Lanze en sus nuevas funciones y contamos con la colaboración de todos en el apoyo que sea necesario”.

Desde las dos filiales locales mantienen el hermetismo al respecto y ninguna se ha pronunciado.

Esta negociación entre las dos marcas y la posibilidad de que puedan producir en forma conjunta en el país hizo recordar a la época de Autolatina, cuando Ford y Volkswagen fabricaron vehículos en la Argentina entre las décadas del 80 y del 90.

Sin embargo, aquella sociedad era exclusiva de Argentina y Brasil. Mientras que las nuevas conversaciones entre ambos fabricantes está planteada desde un punto de vista global, en el que que por supuesto nuestro país está incluido.