CAPITAL FEDERAL - El director de cine independiente estadounidense Richard Sidey logró capturar imágenes de un extraño ejemplar de pingüino papúa blanco. El ave era parte de una colonia que encontraron durante una expedición a la Antártida.

Este tono inusual de pelaje se debe a una condición llamada leucismo. Al igual que en el caso de los pingüinos albinos, se trata de una característica de nacimiento, causada por la falta de pigmento en la piel y los ojos, lo que da lugar a este llamativo color.

Filmaba la vida silvestre en la Antártida y se encontró con un rarísimo pingüino blanco

El ejemplar que capturó es una hembra que ha tenido crías con su pareja, un pingüino que no padece leucismo. Al animal, se lo pudo ver saliendo del mar hasta una costa rocosa para, luego, cruzar la orilla y llegar a sus hambrientas crías, que también tienen pelaje normal.

Fuente: TN / YouTube Richard Sidey