A cuatro días del femicidio que conmovió a Comodoro Rivadavia, en el cual la docente y locutora Daniela Velasco fue apuñalada por un Daniel Asencio en la vía pública, el instituto en el que la víctima estudiaba para ser profesora de Lengua y Literatura anunció que reabrirá con dos jornadas de acompañamiento y reflexión.

Se trata del ISFD 807, que emitió un comunicado afirmando que "lejos de pretender el regreso a una normalidad que no existirá ya, pensamos en dar nuestros primeros pasos y accionar sobre la protección afectiva colectiva", manifestaron".

"Estamos atravesados por el dolor, la tristeza y el amor incondicional que despierta la ausencia física de nuestra querida Claudia. Compañera, destacada alumna y mejor persona", comienza el texto firmado por el equipo directivo de la institución.

Y agrega: "En el día de hoy, lunes, nos reunimos con el Equipo de Apoyo que nos proporciona el Ministerio. Ha sido una jornada guiada por dos profesionales que nos invitaron a expresar nuestros sentires y pensamientos acerca de lo ocurrido. A esta actividad solo estuvieron convocades docentes, bedeles, Centro de estudiantes y directivos".

En ese sentido, explicaron que "de la misma, además del acompañamiento emocional, surgió la organización de la manera en qué procederemos institucionalmente en los próximos dos días".

De esta manera, el miércoles 9 de noviembre a las 18 hs, en el anexo 119, se reunirán "solo el grupo cercano de cuarto año del profesorado de Lengua y Literatura, y las profesionales del Equipo de Apoyo".

El jueves 10, por otro lado, también a las 18 hs habrá un encuentro en las galerías de ingreso de ambos edificios, Perito Moreno y Escuela N° 119, "donde expresaremos unas palabras para el inicio de la jornada. Este día se trabajará en cada materia sobre propuestas de reflexión que realizarán les docentes, pero que también podrán ser reelaboradas in situ por/con los grupos de estudiantes".

"Nada será como siempre. Nada debería ser como antes. El femicidio de Claudia debe interpelarnos, desde la formación y como agentes de cambio, tanto a docentes como a estudiantes. Nos arrebataron a una mujer que alegró cada espacio habitado; su voz y sus acciones, signadas por la empatía y el cariño deberán ser recuperados y sostenidos en el recuerdo permanente de su vida en la nuestra", concluye el escrito.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!