MISIONES (ADNSUR) – Un dramático se observó el martes en la localidad misionera de Iguazú, allí familias en situación de extrema vulnerabilidad social se dirigieron al predio municipal  y desenterraron cajas de muslos de pollo en estado de descomposición, presuntamente para consumirlos.

El sábado pasado personal de la Prefectura Nacional secuestró 1.200 kilos de muslos de pollo, de origen argentino. Los pollos fueron entregaron al Senasa para que corroboren su estado sanitario. Y como se detectó que no estaban aptos, el martes Prefectura los enterró.

Familias desesperadas desenterraron pollos en mal estado que fueron decomisados por Prefectura

Pero apenas llegó el camión municipal con el cargamento, los vecinos se acercaron a esperar, y luego desenterraron las cajas con los muslos y se las llevaron, posiblemente para consumirlas.

Según indicaron desde Prefectura, el secuestro del cargamento de pollos y otros alimentos, fue producto del “resultado de un patrullaje realizado en el paraje conocido como Ex Club de Pesca, donde personal que custodiaba la zona detectó a hombres y mujeres salir de la costa transportando varios bultos”.

La Voz De Los Barrios- Puerto Iguazu misiones-Ariel Gularte

“Al advertir la presencia policial, el grupo ingresó a una vivienda, ubicada en el barrio Altos del Paraná, y comenzó a agredir con piedras al personal, hiriendo a uno de los efectivos y dañando un patrullero”, habrían señalado desde la fuerza federal.

Como resultado de la inspección, se identificó a más de 30 personas. E incautaron mercadería “sin aval aduanero valuada en más de 2.000.000 de pesos”, según consigna la Prefectura. Sin embargo, no es mercadería proveniente de otro país. Tampoco son alimentos secuestrados cuando estaban siendo transportadas a otro país, indicó Telefe Noticias.