COMODORO RIVADAVIA - María Teresa Huerta, tenía 36 años y era madre de tres niños. Murió tras permanecer 40 días internada en el Hospital Regional tras sufrir tres ACV. El último le causó muerte cerebral y con el consentimiento de su familia, se dispuso la donación de sus órganos.

Esta mañana, pasadas las 09:30, se dispuso un cortejo fúnebre que estuvo acompañado por la familia y amigos de la joven mujer para despedirla.

 

La historia de Teresa se hizo conocida a partir del pedido de familiares y amigos que a través de las redes sociales pedían que sea trasladada a un centro de complejidad. Sin embargo, el trasladó nunca llegó.