Los incendios forestales en marzo de 2021 dejaron con lo puesto a cientos de familias en la Comarca Andina en Chubut y aún hay miles de damnificados que siguen trabajando en la reconstrucción de sus casas. Desde el Colegio Dean Funes llevaron en su momento donaciones y al ver la necesidad de muebles, decidieron regresar con lo prometido: mobiliario.

Emiliano Retti, de la oficina técnica del Taller del Colegio Dean Funes, relató a ADNSUR que “cuando nos enteramos de que la cordillera estaba transitando por ese momento tan horrible, nos surgió la idea entre los directivos y nosotros (personal) también de ayudar. Primero recolectamos donaciones, alimentos, elementos de construcción y herramientas”.

“Nos fuimos para la cordillera a dejar las donaciones y en ese interín, vimos que hacían falta muchas cosas, como sillas y mesas, por ende, nos propusimos en corto plazo a fabricarlas y llevarlas”, pero lamentablemente por la pandemia se retrasó el trabajo y fue recientemente que pudimos viajar para acercarlas. 

Los profes y personal de mantenimiento del taller - fuera del horario de trabajo - se dedicaron a hacer 16 sillas y una mesa grande que fueron destinadas a la Unión Vecinal de El Hoyo y también para  una familia. 

Casa Salesiana Dean Funes

Para realizarlas reutilizaron sillas en desuso que estaban en el taller.  “Se fabricaron nuevos respaldos y asientos, y la mesa era una que teníamos de madera, se desarmó a cero, se lijó y se volvió a ensamblar”, dijo sobre el trabajo llevado adelante.

Finalmente, Emiliano indicó que esperan que la tarea cumplida sea un ejemplo para “nuestros salesianos” y no descartó nuevos objetivos a futuro pero ya con la participación de los alumnos