CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El Gobierno Nacional extendió hasta el próximo 31 de marzo el programa "Precios Máximos" que no incluye, por el momento, aumentos autorizados a los productos de alimentos y limpieza, entre otros rubros. La decisión fue confirmada a través de la Resolución 112/2021, publicada este lunes en el Boletín Oficial.

Además, al igual que ocurrió las veces anteriores que se prorrogó esta medida, se intimó “a las empresas que forman parte integrante de la cadena de producción, distribución y comercialización” de los artículos incluidos en este plan, a “incrementar su producción hasta el máximo de su capacidad instalada y a arbitrar las medidas conducentes para asegurar su transporte y provisión” durante este período.

El documento, firmado por la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, no autorizó nuevos incrementos para los bienes incluidos en la lista de este plan, por lo que seguirán congelados. “En ese sentido, actualmente se está evaluando la situación de algunos productos que no inciden en el consumo diario o que son producidos por muchas pymes para excluirlos del listado”, explicaron.

Si bien a mediados de enero, la Secretaría de Comercio eliminó del catálogo una serie de bienes que no eran considerados de primera necesidad, las autoridades nacionales remarcaron que “en el contexto actual es necesario continuar con el congelamiento de precios finales, con algunas revisiones y monitoreos”.

Este domingo se venció el plazo original de vigencia de Precios Máximos, un programa que fue implementado a fines de marzo y que obligó a los supermercados a retrotraer los precios al 6 de marzo, tras una serie de incrementos en las góndolas que había detectado el Poder Ejecutivo con el inicio de las medidas de aislamiento social.

De esta manera, el valor al público de unos 2.300 productos quedó congelado durante varios meses. Sin embargo, el Gobierno habilitó un primer incremento en julio y un segundo en octubre, que fueron de hasta 6% en algunos productos.

El programa Precios Máximos se implementó a comienzos de la pandemia, “habiéndose observado un aumento generalizado e irrazonable de precios de alimentos, productos de higiene y cuidado personal”. Por esta razón, el Poder Ejecutivo resaltó que la decisión de extender esta medida “es temporaria” y resulta “necesaria, razonable y proporcionada con relación al desafío que enfrenta nuestra Nación”.