Este martes, una enorme explosión tuvo lugar en un parque empresarial de industrias químicas, en la ciudad alemana de Leverkusen, lo que provocó una gran nube negra, con un registro de al menos dos personas muertas, 31 heridas y cinco desaparecidas.

La Oficina Federal alemana de Protección Civil y Asistencia en Desastres clasificó la explosión como “una amenaza extrema” y solicitó a los ciudadanos que se mantuvieran en el interior de sus casas, apagaran los sistemas de ventilación y cerrasen puertas y ventanas, según la agencia alemana de noticias DPA.

En relación a ello, el departamento de bomberos de Colonia tuiteó horas más tarde que las mediciones de contaminación aérea “no muestra ninguna clase de anomalía”. Los bomberos señalaron que el humo había perdido altura, pero que seguirían comprobando si había toxinas en el aire.

La explosión en el recinto empresarial Chempark en Leverkusen, situado unos 20 kilómetros al norte de Colonia, junto al Río Rin, se produjo en tanques de almacenaje de disolventes, según el gobierno local de Leverkusen. Cuatro personas sufrieron heridas graves y 12 de menor gravedad.

Currenta, la empresa que gestiona el parque industrial, dijo que la explosión ocurrió a las 9:40 de la mañana en los tanques de almacenaje de su centro de gestión de residuos y después desencadenó un incendio.

“Se activaron sirenas para advertir a los residentes y se emitieron alertas de aviso”, Dijo Currenta en el comunicado.

La policía en la ciudad cercana de Colonia, dijo que se enviaron muchas ambulancias y policías al lugar, además de helicópteros. Pidieron a los vecinos que se mantuvieran en interior y advirtieron a las personas de fuera de Leverkusen que evitaran la región. También cortaron varias autopistas importantes en la zona.

El diario Koelner Stadt-Anzeiger reportó que la explosión se había producido en el vecindario de Buerrig, en una planta de incineración de basura del parque industrial.

El humo se desplazaba hacia el noroeste, hacia las poblaciones de Burscheid y Leichlingen, dijo el periódico. Se llamado bomberos de la región para ayudar a apagar el incendio, agregó.

Leverkusen es la base de Bayer, una de las mayores empresas químicas de Alemania. Tiene unos 163.000 habitantes y limita con Colonia, la cuarta ciudad más grande de Alemania con un millón de habitantes. Muchos de los vecinos de la ciudad trabajan en Bayer, que es uno de los mayores empleadores de la región.

El recinto de plantas químicas donde se produjo la explosión se encuentra muy cerca de la orilla del río Rin.

Currenta tiene tres instalaciones en la región. Más de 70 empresas operan en sus parques de Leverkusen, Dormagen y Krefeld-Uerdingen.