La Asociación Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN) realizó este jueves un paro de 24 horas y se movilizó en distintas ciudades de la provincia al cumplirse un mes de la muerte de la docente Mónica Jara debido a la explosión ocurrida el 29 de junio pasado, en la Escuela Albergue 144 del paraje Aguada San Roque.

En el siniestro, posiblemente por una pérdida de gas, perdieron la vida en el acto, los operarios Nicolás Francés y Mariano Spinedi.

“No hay accidentes, hay negligencias. El Gobierno es responsable” decía la bandera de arrastre que encabezó la manifestación, en tanto pudieron leerse pancartas con las leyendas “Por escuelas seguras” y “Justicia por Mónica, Nicolás y Mariano”.

Explosión en una escuela de Neuquén: masiva movilización a un mes de la muerte de una docente

También hubo fuertes consignas exigiendo la renuncia de la ministra de Educación, Cristina Storioni y del coordinador de la Subsecretaría de Obras Públicas, Roberto Deza.

Durante el acto, el secretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo expresó que “hoy no quisimos dejar pasar el homenaje merecido a esa maestra que por la negligencia y la desidia del gobierno cobraron su vida”.

“Reafirmamos no solos, sino rodeados de la solidaridad y el compromiso de las organizaciones sociales que se dieron cita en este acto de exigir justicia y una escuela segura en la que merecen estar los hijos y las hijas de la clase trabajadora”, afirmó.

Explosión en una escuela de Neuquén: masiva movilización a un mes de la muerte de una docente

Guagliardo sostuvo que “la causa de justicia por Mónica, Nicolás y Mariano tiene por objetivo que se condene a los responsables de este crimen de estado que fue la explosión en la escuela de Aguada San Roque”.

El dirigente del gremio docente dijo que “debe servirnos también para desatar ese nudo de corrupción, de permisividad, de contubernio, que es el tratamiento que hace el gobierno provincial y sus funcionarios con la obra pública”.

Por la mañana, la conducción de ATEN participó de un acto realizado frente a la escuela del paraje Aguada San Roque, a pocos kilómetros de Añelo, en el corazón del desarrollo de yacimientos hidrocarburiferos no convencionales de Vaca Muerta.

Fuente: Télam