Este lunes el personal de salud que trabaja en la Campaña de Vacunación contra el coronavirus en el Gimnasio Municipal N°1 de Trelew decidió a media jornada suspender las actividades y cerrar el vacunatorio, debido a la situación violenta que vivieran momentos antes.

Es que un grupo de personas ingresó al lugar exigiendo ser vacunados con la segunda dosis de la vacuna contra el covid-19, molestos por el retraso en la aplicación de este segundo componente.

Con ánimos exacerbados y malos tratos, y las agresiones no tardaron en subir de tono, y debió interceder personal policial para evitar que pase a mayores.

Jimena Maldonado, jefa del operativo de vacunación contra el Covid-19 en Trelew, relató que "los compañeros fueron maltratados y no es la primera vez. Venimos soportando esto hace más de un mes. Todos los días es lo mismo"

"Le explicamos la situación de las vacunas a la gente, pero no lo entiende. Quieren una respuesta y la verdad es que mandan pocas dosis y nosotros vamos vacunando por turnos", agregó, según reseña Jornada.

El ministro de Salud del Chubut, Fabián Puratich, repudió las agresiones que sufrieron los trabajadores de la salud y confirmó que "ya nos comunicamos con el Ministerio de Seguridad de la provincia, que de manera inmediata tomó las medidas necesarias para garantizar la seguridad" en el lugar.

"Los trabajadores de la salud desde que comenzó la pandemia y los vacunadores particularmente desde el mes de diciembre, han trabajado sin parar para ser parte de la solución a la pandemia y no merecen este maltrato", sostuvo.