El lunes por la tarde, una extensión eléctrica a la que estaba conectado un freezer hizo cortocircuito y comenzó un incendio en la planta baja de una casa en el barrio Quirno Costa. En el piso de arriba, un abuelo con sus tres nietos quedaron cercados por el fuego. Los vecinos dieron rápido aviso a la Policía y Bomberos Voluntarios, pero su accionar no terminó ahí. Uno de ellos sacó a uno de los menores por el frente de la propiedad, mientras que otro -con ayuda de dos jóvenes trabajadores de una empresa de videocable- rescataron a los otros dos por una pequeña venta del piso superior.

La tarde, que podría haberse convertido en tragedia, terminó con la emoción y el agradecimiento por la valentía y la determinación de estos héroes que salvaron vidas.

Jessica Laturrette es mamá de dos de los chicos que estaban en la vivienda en ese momento, y el otro es su sobrino. Estaban los tres junto a su abuelo, que también fue ayudado a salir de la propiedad.  

"Quería hacer pública la foto de las personas que salvaron a mis hijos -dijo emocionada a ADNSUR-. Quisiéramos agradecer junto a mi hermana, que somos las mamás, a todos los que nos ayudaron".

En su sentido mensaje de agradecimiento no olvida la labor de bomberos, policía, equipo médico y los vecinos que aportaron su granito de arena para que la tarde tenga un final feliz. Pero especialmente menciona a los dos vecinos que actuaron con rapidez para sacar a los chicos de la casa, y a los dos trabajadores que la casualidad los puso en el barrio y no dudaron en brindar su ayuda.

"A los dos empleados de Supercanal que junto a Alejandro Salinas rescataron a mi hijo y a mi sobrino encerrados en el baño, y a Hugo Morales que es policía y vecino afectado y salvó a mi hijo mayor que estaba cerca de las llamas a punto de desmayarse", expresó.

Los empleados de Supercanal son Adrián Vargas Videla y Hernán Figueres. Uno es oriundo de San Juan, el otro de Mendoza. Estaban en la zona realizando tareas de instalación, cuando se desató el incendio.

Hernán y Adrián, los trabajadores de Supercanal que ayudaron en el rescate
Hernán y Adrián, los trabajadores de Supercanal que ayudaron en el rescate

Alejandro Salinas, ex director de Defensa Civil de Comodoro, es el vecino de atrás de la casa. Escuchó la explosión, gritos de los chicos, y vio el humo. El único punto de acceso que por el patio de atrás a la vivienda en llamas era el ventiluz del baño, ubicado a 5 metros del suelo. Intentó llegar por un techo, pero era imposible. Cuando la desesperación comenzó a ganarle, aparecieron Adrián y Hernán con la escalera que usan para trabajar, extensible, y así lograron llegar al ventiluz por donde sacaron a dos de los niños.

Alejandro Salinas, el vecino del fondo
Alejandro Salinas, el vecino del fondo

Hugo Morales es policía, vive en uno de los departamentos afectados y estaba ahí cuando comenzó el fuego. Cuando el humo denso había invadido el lugar, no lo dudó y buscó a uno de los chicos, a quien ya se le dificultaba respirar, y lo sacó por el frente de a vivienda.

Hugo Morales, policía, vive en uno de los departamentos afectados por el fuego
Hugo Morales, policía, vive en uno de los departamentos afectados por el fuego

Los chicos, el abuelo y los vecinos recibieron asistencia médica en el lugar, para constatar su estado físico, si tenían lesiones o si habían inhalado humo en niveles peligrosos. Las llamas fueron sofocadas por los Bomberos Voluntarios, y el incendio sólo dejó tras de si daños materiales, pero ningún herido o víctima que lamentar.