CAPITAL FEDERAL -  A pesar de que Italia (con más de 17.000 muertos) y España  (con más de 13.000) encabezan hasta el momento por ahora la tabla fallecimientos por Covid-19 entre los países europeos, la estimación realizada a partir de modelos estadísticos pone a Gran Bretaña al frente como el país que más víctimas fatales tendrá cuando finalice la llamada "primera ola" de coronavirus.

A partir de modelos estadísticos sobre la propagación del Covid-19 entre naciones europeas se calcula que la tasa de mortalidad diaria máxima se producirá durante la tercera semana de abril, mientras la pandemia se extiende desde el sur de Europa hacia el norte.

Los nuevos pronósticos, publicados este martes por el Instituto de Métrica y Evaluación Sanitaria (IHME, por su sigla en inglés) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, indican que aproximadamente 151.680 personas morirán durante lo que los investigadores llaman la “primera ola” de la pandemia. En comparación, el mismo análisis indica que se espera que EE.UU. afronte 81.766 muertes.

El dato más llamativo del cálculo publicado por el IHME es que el país que tendrá el saldo más luctuoso en Europa al final de esta primera ola de la pandemia no será ni Italia ni España, quienes sufrieron la crisis más dramática durante las últimas semanas, sino que el Reino Unido, que comenzó sufrir más tarde el avance del Covid-19, terminaría con más víctimas fatales que España, Italia y Francia sumadas. Las medidas de aislamiento se tomaron en el Reino Unido mucho más tarde que en otros países.

De acuerdo a los modelos analizados por el IHME, este sería el número promedio de muertos en los países europeos más afectados (y los números mínimos y máximos):

Reino Unido: 66.314 (entre 55.022 y 79.995)

Italia: 20.300 (entre 19.533 y 21.185)

España: 19.209 (entre 18.049 y 20.651)

Francia: 15.058 (entre 12.906 y 17.715)

Alemania: 8.802 (entre 5.283 y 15.551)

El número de muertes en muchos países se ve agravado por la demanda de recursos hospitalarios muy superiores a los disponibles. Por ejemplo, se espera que la demanda máxima en el Reino Unido sea de 102.794 camas de hospital necesarias en comparación con las 17.765 disponibles, 24.544 camas en UCI en comparación con las 799 camas disponibles en UCI, y 20,862 ventiladores necesarios (no se dispone actualmente de datos sobre los ventiladores disponibles).

Entre los países que están a punto de alcanzar su pico o que se acercan rápidamente a él en esta ola de la epidemia se encuentran los Países Bajos, Irlanda, Austria y Luxemburgo. La República Checa y Rumania se encuentran a mitad de camino de sus trayectorias previstas. Otras naciones, entre las que se incluyen el Reino Unido, Alemania, Noruega y Grecia, se encuentran todavía en una fase temprana de sus trayectorias y se enfrentan a un rápido aumento de la mortalidad a través de sus picos en la segunda y tercera semanas de abril.

“Resulta inequívocamente evidente que el distanciamiento social puede controlar la epidemia, cuando se aplica y mantiene bien, lo que conduce a una disminución de las tasas de mortalidad”, dijo el director del IHME, el Dr. Christopher Murray.

“Las naciones que fueron golpeadas duramente al principio implementaron órdenes de distanciamiento social y es posible que lo peor haya quedado atrás ya que están viendo importantes progresos en la reducción de sus tasas de mortalidad. La trayectoria de cada nación cambiará - y drásticamente para peor - si la gente disminuye el distanciamiento social o relaja otras precauciones”.

Murray advirtió que, si se atenúan estas precauciones demasiado pronto durante la primera ola de la pandemia, se podrían producir nuevas rondas de infecciones, hospitalizaciones y muertes. Define el final de esta “ola” con una proporción de 0,3 muertes por cada millón de personas. Las proyecciones del IHME asumen que las medidas de distanciamiento social, si no se aplican ya, se implementarán en el transcurso de una semana.

Fuente: Infobae