Sin escapar a la realidad de toda la Argentina, Caleta Olivia se halla en una dramática curva de contagios que se eleva conforme avanza y se incrementan las cantidades de testeos. La cepa Ómicron multiplica las cifras y reaviva el debate sobre si es importante, o no, que la comunidad respete los cronogramas de vacunación vigentes para alcanzar la inmunidad con el virus del COVID-19.

Juan Acuña Kunz es un reconocido profesional de la salud que desde la primera hora de la aparición del virus comenzó a trabajar en la prevención y a brindar información sobre las distintas mutaciones que desde hace dos años experimenta este peligroso virus. En esta oportunidad dialogó con ADNSUR y destacó varios aspectos referidos al COVID, y a su incesante e inquietante evolución.

Analizando la situación epidemiológica, Acuña Kunz remarcó que la ciudad no es ajena a lo que ocurre en otros puntos del país, pero enfatizó que a los números oficiales hay que multiplicarlos debido a la velocidad y el índice de contagios que existe por la nueva cepa.

“Yo creo que Caleta Olivia tiene 12 mil contagiados, entre sintomáticos y asíntomáticos. Aunque aparezca en el parte oficial que son 1600 o 2000, porque eso lo tenés que multiplicar por 8 o 9, de acuerdo a la velocidad del contagio. La curva está en ascenso extremo así que me parece que ese es un problema”, explicó.

Por otro lado confirmó que la suba con Ómicron se da porque la nueva cepa “es altamente mutante”, ya que tiene un nivel de contagio muy parecido al sarampión.

“El sarampión debe ser una de las enfermedades infecto contagiosas virales más importantes de la humanidad, es decir, tiene un índice de contagio de 10. Nosotros empezamos con la cepa de Wuhan que tenía un índice de 3, después vinieron Manaos y Delta con índice 5, y Ómicron tiene un índice de 8. O sea, donde haya una persona que no esté vacunada o inmunizada contra el COVID, se contagia si o si aunque use los protocolos, porque es altamente contagiosa y por eso suben los casos así, de la manera en la que lo vemos. Pero esto es en todo el mundo, no solo en nuestra ciudad”, agregó.

Cabe mencionar que para Acuña Kunz, las medidas para bajar el contagio son dos: Una es la vacunación y la otra es el respeto de los protocolos.

“Con tercera dosis, en muchos de los casos uno se puede contagiar pero está absolutamente protegido. Es una protección de que no evoluciona hacia la complicación, y en otros muchos casos con tercera dosis el paciente queda esterilizado y no se agarra el virus. La vacuna es fundamental para la baja de los contagios”, puntualizó.

REGRESO AL AISLAMIENTO

Pese a que uno de los planteos que se conocen a nivel mundial es la propuesta de volver a la instancia de aislamiento social por el lapso de 14 días para “poner un freno” al avance del virus, el Dr. Acuña Kunz se opone a que se determine esa medida ya que la considera un “error” ya que la cepa es contagiosa, pero menos letal.  Que mantendría todo abierto “pero mandaría a toda la población a vacunarse”.

“Le tememos al virus, tememos que haga una mutación que sea más peligrosa y que complique a la gente. La población tiene su responsabilidad social, pero sólo le tengo miedo a quienes son antivacunas y no permiten que esto se termine. Por eso recomiendo que todos cumplan con los esquemas de vacunación, sin lugar a dudas, con tercera dosis y seguramente con lo que será una cuarta aplicación, y muy probablemente en el futuro debamos inmunizarnos una vez por año contra el COVID, porque irán apareciendo nuevas cepas y la ciencia las irá cercando, creando nuevas vacunas de inmunización. El esquema de vacunación te deja fuera de peligro, absolutamente fuera de la pandemia”, sentenció Acuña Kunz.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!