Este miércoles por la tarde, los trabajadores del puerto de Comodoro Rivadavia correspondiente al gremio SUPA (estibadores), retomaron los reclamos de actividad en la zona portuaria de la ciudad, y volvieron a realizar cortes intermitentes de tránsito sobre la avenida Yrigoyen ante la falta de respuesta sobre los acuerdos a los que habían llegado con el gobierno provincial.

El delegado del gremio, Salvador Cuenca, había confirmado en diálogo con ADNSUR que " estaban esperando una respuesta del gobernador", con el mismo pedido del año pasado, en donde reclamaban más actividad laboral.

"Iban a venir cerca de nueve barcos, hoy mi compañero se comunicó con Fabio Cambareri, diciendo que mañana entra un barco, y que lo otros barcos recién están saliendo, hay un montón de barcos pescando y después de una semana recién los obligan a salir", explicó Leonardo Ascencio, integrante de SUPA.

En relación a su situación laboral, comentó que "siguen de la misma manera, sin trabajar. El plazo era de dos o tres días para el arribo de nuevos barcos, pero pasó una semana" y no vinieron.

Otro estibador comentó en ADNSUR que "ven por la aplicación como pasan de largo, primero les decían que el pescado se alejó, por eso no podían venir a Comodoro, pero sin embargo, siguen pasando de largo para Caleta y Deseado, que les queda más lejos incluso", agregó.

Los cortes sobre la Avenida Yrigoyen son "cada 10 minutos", para que les den una respuesta. "Los colectivos tomaron la decisión sólos de retirarse, porque estaban saliendo normalmente", informó Ascencio y aseguró que son alrededor de 80 familias de trabajadores del puerto.

"Yo no voy a levantar la medida hasta que mi gente esté trabajando, estas semanas las plantas estuvieron trabajando con los turnos adentro del puerto, trayendo pescado en camión, por tierra. Hoy entran dos lanchas, a esos se les va a descargar, y vamos a dejar a la gente que entre a las plantas para procesar ese pescado", enfatizó el integrante de SUPA, Leonardo Ascencio.