CAPITAL FEDRAL (ADNSUR) - Este 31 de marzo se celebra el Día Internacional de la Visibilidad Trans, un colectivo desconocido por muchas personas y perseguido durante largo tiempo. Si bien la sociedad ha dado grandes pasos en el reconocimiento de derechos del colectivo LGBTIQ+ todavía queda un largo camino por recorrer.

La elección de la fecha se remonta al año 2009, cuando Rachel Crandall, co-fundadora de la organización Transgénero Michigan, propuso establecer el 31 de marzo como un Día Internacional de la Visibilidad Trans alrededor del mundo, frente a la necesidad de tomar conciencia y reflexionar sobre las condiciones de vida de esta comunidad.

Campaña Libres e Iguales – Naciones Unidas: celebra la visibilidad trans

El género es una palabra que se asocia con el sexo que se le asigna a cada persona en su certificado de nacimiento al nacer. Femenino o masculino. Pero ¿de qué hablamos cuando nos referimos a la identidad de género?: Se trata del concepto subjetivo que un individuo tiene de sí mismo como ser sexual que se relaciona a la forma en que cada uno vive y siente su propio cuerpo, la cual puede diferir con el sexo de nacimiento.

Se denomina trans o transgénero a quienes sienten que le asignaron un sexo que no les corresponde. Es una de las manifestaciones de la naturaleza humana y que forma parte esencial de las culturas y comunidades, sin embargo no existe información suficiente sobre el tema.

En el Día Internacional de la Visibilidad Trans será necesario concientizar sobre la discriminación y la violencia que afecta a esta comunidad. Hoy en día, el acceso a la salud y al trabajo constituyen derechos imperativos para las personas trans, quienes todavía son vulnerabilizadas, estigmatizadas, discriminadas y violentadas cotidianamente a causa de su identidad de género.

En Argentina, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) promete trabajar por los derechos para el colectivo trans pero, aunque nuestro país se ubica a la vanguardia mundial en esta materia luego de la sanción de la Ley de Identidad de Género 26.743, promulgada el 24 de mayo de 2012, aún persisten barreras discriminatorias.

Hay que destacar la importancia de figuras como Lohana Berkins, que fue la primera persona trans en conseguir un empleo estatal y en postularse como candidata a diputada nacional. También fundó la primera escuela de trabajo para personas travesti/trans. Su lucha por las personas trans marcó un antes y un después en la historia de nuestro país.

Este miércoles 31 de marzo se celebra el Día Internacional de la Visibilidad Trans

De acuerdo a un informe difundido por el Observatorio Nacional Mumalá, en los dos primeros meses del 2021, 69 mujeres, travestis o trans, fueron asesinadas entre enero y febrero, con una muerte violenta cada 21 horas. Este tipo de violencia de raíz estructural engloba una cadena de violencias heteronormativas y patriarcales que arremeten contra la comunidad trans.

En Latinoamérica ser trans se traduce en el difícil acceso al mercado laboral, la exclusión del sistema educativo y sanitario, el riesgo de sufrir acosos, la criminalización y persecución policial y el asesinato. Y a todo esto se le suma a una Ley de Educación Sexual Integral que no se hace cumplir en muchos colegios. Este es el escenario hostil en el que vivimos hoy, con una comunidad que se encuentra invisibilizada por la sociedad misma.

Según datos de UNFE, en la mayoría de los países las personas trans no pueden ver su identidad de género reconocida en sus documentos de identidad oficiales, como pasaportes, licencias para conducir y tarjetas de identidad. De esta manera, las personas trans quedan excluidas de actividades cotidianas, desde abrir una cuenta bancaria o solicitar empleo hasta alquilar una vivienda o viajar a otro país.

Con motivo de lograr una sociedad más igualitaria en materia de derechos para todas las personas es necesario sensibilizar en este día sobre la discriminación hacia las personas trans. Resulta de vital importancia acompañar esta lucha con políticas públicas para dar visibilidad a la comunidad y educación para transformar la cultura.