COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La semana pasada, feriantes de La Saladita mantuvieron una reunión con autoridades municipales para poder reabrir el predio. Estiman que este fin de semana podrían volver a reactivar las ventas, aunque todavía esperan la autorización oficial. Actualmente son entre 500 y 600 familias las que viven exclusivamente de la venta en el predio ferial ubicado en el barrio Quirno Costa. 

"La semana pasada tuvimos una reunión con Gustavo Fita (secretario Coordinador de Gabinete) y le planteamos que la situación ya no da para más. Uno ya no tiene para sobrevivir, así que estamos esperando este fin de semana para volver a abrir", señaló una de las feriantes, Ruth Torres. 

En contacto con La Cien Punto Uno, informó que "todos los feriantes nuevos pagarán un adicional a la policía" que se encargará de custodiar el predio para garantizar que se cumplan con los protocolos de bioseguridad. Y agregó: "los manteros o feriantes de usados pueden colaborar también". 

Torres además remarcó que se está pidiendo que la gente que asista respete el distanciamiento social, use el tapabocas y que acepte alcohol en gel en caso de que el feriante le ofrezca. "Tenemos que aprender a convivir con estas cosas ahora que es el pico de contagio. Nos tenemos que cuidar entre todos así se pueden seguir abriendo rubros", dijo. 

Además, remarcó que los puesteros que venden frutas y verduras y comida en general manejarán un protocolo más estricto que los que venden indumentaria.

"El mayor debate es por quienes venden alimentos y la basura que se genera. Ellos ya firmaron un documento", dijo y agregó: "los verduleros, por ejemplo, deben tener su stand cerrado con loca, además las frutas y verduras no pueden estar a la intemperie, tiene que estar dentro del puesto y se pide que ellos retiren la basura cuando se vayan".