COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Ayer martes, en el marco de una jornada de protesta por parte de enfermeros de terapia intensiva del Hospital Regional, los profesionales advirtieron sobre la crítica situación del área. Silvina González afirmó que “es insostenible, no han tenido criterio a la hora de designar personal, se desarmó la terapia de niños y es la única que hay en la ciudad”. Y señaló que se habilitaron en la sala de terapia pediátrica cinco camas para pacientes con covid adultos, “y  sacaron dos que van a funcionando  en sala común de pediatría, no va a haber terapia para niños”.

Ante estas manifestaciones, la titular del Área Programática Sur, Myriám Monasterolo, indicó que “entiendo que hay un malestar del sector de enfermería por parte de recepción de haberes, ayer había un paro decretado por Sisap, que mayoritariamente nuclea a enfermeros del área pediátrica”.

Sin embargo, explicó que en el marco de situación epidemiológica de la ciudad, con un aumento de internaciones en terapia por los casos de coronavirus, se buscaron alternativas para recuperar camas para atender mayor cantidad de pacientes covid: “La alternativa que presentó el equipo de salud – médicos y enfermeros - ha sido utilizar cinco camas más de la terapia pediátrica con los médicos para poder sostener a los pacientes que ya tenían salida de terapia y previo a un paso de sala”, manifestó.

Monasterolo además aclaró, que esta decisión se tomó porque “este año no hemos tenido más de dos niños internados en terapia en simultáneo” porque ha bajado mucho la ocupación de camas en pediatría “los chicos están en casa, no tienen contactos con otros en escuelas, plazas”, dijo.

Y señaló, que en este contexto fue muy bajo el número de casos de bronquiolitis y las enfermedades respiratorias “que son las que principalmente ocupan las camas en este época del año”.

Por último, la funcionaria aseveró que “esto no quiere decir que no haya terapia pediátrica porque puede funcionar en otro lugar, como terapia intermedia  donde ya está previsto con respiradores, monitores y todo lo que se necesita, se puede tener hasta siete pacientes. Hoy la idea es refuncionalizar todos los equipos en función de la realidad epidemiológica”, indicó a La Cien Punto Uno.