Por medio de un decreto, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha establecido este lunes el Día del Padre el tercer domingo de octubre. Como el decreto ha entrado en vigor este lunes, se espera que el primer Día del Padre en Rusia tenga lugar el 17 de octubre.

Su objetivo es "fortalecer la institución de la familia" y "aumentar la importancia de la paternidad en la crianza de los hijos".

En julio, el Ministerio de Trabajo y Protección social ruso sometió a discusión pública la idea de celebrar el Día del Padre, una iniciativa que partió de la plenipotenciaria de la Presidencia rusa para los derechos del niño, Anna Kuznetsova.

Rusia ya tiene varias festividades dedicadas a los hombres, como el Día de los Defensores de la Patria, que se celebra el 23 de febrero. El expresidente ruso Boris Yeltsin también estableció por decreto el Día de la Madre en 1998, festividad que se celebra el último domingo de noviembre. También existe el Día de la Mujer el 8 de marzo, día en el que no se trabaja, recuerda la agencia DPA.

Putin ha consagrado en la Constitución de Rusia que el matrimonio únicamente puede ser reconocido como tal si se trata de una unión entre un hombre y una mujer. Otras formas de familia, como padres del mismo sexo, no se toleran en Rusia y a veces son perseguidas, según activistas Derechos Humanos.

Fuente: La Nación