ESTADOS UNIDOS (ADNSUR) - Estados Unidos registró este jueves la cifra récord de 4.491 muertos por coronavirus en un día y la cifra total se acercó a los 33.000, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins. En tanto, el presidente Donald Trump presentó un plan de reapertura económica y social poscoronavirus por fases al tiempo que afloran en el país protestas en contra de las medidas de aislamiento. 

El mandatario dejó en manos de los gobernadores la decisión sobre cuándo adherirse a un plan de reapertura que consta de tres fases y no tiene calendario, aunque dejó claro que los estados que cumplan con los requisitos y así lo deseen podrán hacerlo a partir del viernes mismo.

De hecho, aseguró que 29 de los 50 estados están ya en condiciones de iniciar la reapertura del viernes en la primera fase, a la que se puede acceder si los casos de coronavirus han decrecido en un periodo de 14 días y los hospitales operan en situación de normalidad.

En esa fase, las escuelas seguirán cerradas, las visitas a las residencias de ancianos prohibidas, se pedirá a los ciudadanos que eviten concentraciones de más de 10 personas, se seguirá incentivando el teletrabajo y negocios como restaurantes, gimnasios o cines podrán abrir cumpliendo normas de distanciamiento social.

En una segunda fase, las escuelas podrán volver a abrir, también los bares, deberán evitarse concentraciones de más de 50 personas, se seguirá incentivando el teletrabajo pero se podrán reemprender los viajes considerados no esenciales.

Finalmente, en una fase tres se abrirán las visitas a residencias y hospitales, los centros de trabajo operarán sin restricciones, pero negocios como bares, restaurantes y cines deberán seguir cumpliendo con normas de distanciamiento social.

Durante la rueda de prensa en la que presentó su plan, Trump animó a los gobernadores a sumarse a la reapertura pero "paso a paso" y de forma "cuidadosa". "Estamos comenzando de nuevo nuestras vidas. Estamos comenzando a reactivar nuestra economía de una manera segura, estructurada y muy responsable", dijo el mandatario.