MUNDO (ADNSUR) - China está sometida a una creciente presión sobre la forma en la que gestionó la pandemia. Estados Unidos está tratando de averiguar si el virus se originó en un instituto de virología que posee un laboratorio de bioseguridad, informó el portal TN Todo Noticias

El director del laboratorio de máxima seguridad de la ciudad china de Wuhan acusado por medios de comunicación estadounidenses de ser la fuente del nuevo coronavirus rechazó categóricamente este sábado las acusaciones. Científicos chinos afirmaron que el virus probablemente saltó de un animal a los humanos en un mercado que vendía animales silvestres. 

El instituto ya rechazó estas teorías en febrero y dijo que había compartido información sobre el patógeno con la Organización Mundial de la Salud (OMS) a principios de enero. Pero esta semana en Estados Unidos resurgieron los rumores.

Asimismo, el secretario de Estado Mike Pompeo afirmó que funcionarios estadounidenses realizan una "investigación completa" sobre cómo el virus "salió al mundo". "Sabemos claramente qué tipo de investigación se lleva a cabo en el instituto y cómo gestiona virus y muestras", afirmó Yuan.

Las autoridades de Wuhan trataron inicialmente de encubrir el brote y hay interrogantes sobre el recuento oficial de infecciones porque el gobierno cambió varias veces el sistema de cómputo. Esta semana las autoridades de la ciudad admitieron errores en el recuento de muertos y aumentaron la cifra un 50%.