ESTADOS UNIDOS (ADNSUR) - Estados Unidos, el país más afectado del mundo por la pandemia de coronavirus, autorizó la noche del viernes, en trámite rápido, la vacuna de Moderna, la segunda aprobada contra el coronavirus.

De esta forma, el país con más de 2.500 muertes al día por la Covid-19, es la primera nación en autorizar el régimen de dos dosis de Moderna, convertida ahora en la segunda vacuna que se implementa en un país occidental después de la desarrollada por Pfizer y BioNTech.

Millones de dosis comenzarán a enviarse a partir de este fin de semana desde lugares de almacenamiento en frío ubicados en las afueras de las ciudades de Memphis y Louisville, agrega la información que reporta la agencia AFP.

Altos funcionarios fueron vacunados el viernes, incluido el vicepresidente Mike Pence, quien fue inoculado públicamente como parte de una campaña para generar confianza en la población y persuadir a los escépticos de las vacunas a vacunarse.

El presidente electo Joe Biden, quien asumirá el cargo el 20 de enero, anunció que se vacunará, también en público, el lunes.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escéptico durante mucho tiempo sobre la gravedad de la pandemia y quien actualmente puede ser inmune al virus tras haberlo contraído, también ha señalado que estaría dispuesto a recibir la vacuna.

Trump estuvo ausente en la vacunación pública de Pence, pero luego de meses de minimizar los efectos de la pandemia ahora se ha atribuido reiteradamente el mérito de los avances registrados en tiempo récord en materia de vacunas a pesar de las más de 310.000 muertes que hasta ahora ha lamentado su país.