ESTADOS UNIDOS (ADNSUR) - El especialista en temas legales de la prestigiosa revista The New Yorker, Jeffrey Toobin, fue suspendido por masturbarse durante una videollamada de trabajo por Zoom de la que participaron otros colegas. El insólito hecho ocurrió a principios del mes de octubre y, hasta el momento, no se han filtrado imágenes de ningún tipo.

The New Yorker anunció su decisión mientras lo investiga por exponerse durante la reunión virtual. “Cometí un error vergonzosamente estúpido, creyendo que estaba fuera de cámara. Pido disculpas a mi esposa, familia, amigos y compañeros de trabajo”, dijo Toobin en un comunicado publicado este lunes.

"Creí que no era visible en Zoom. Pensé que nadie en la llamada de Zoom podía verme. Pensé que había silenciado el video de Zoom ", agregó, según The New York Times.

Según reconstruyó el medio estadounidense Vice en base a dos testimonios, Toobin participaba de un ejercicio de simulación para las elecciones presidenciales en EEUU junto a una decena de periodistas y productores.

En un momento en que hubo un descanso de 10 minutos, Toobin pareció atender otra videollamada, bajó su cámara y lo vieron tocar su pene. Luego el periodista colgó la llamada de Zoom y volvió conectarse, sin darse cuenta que otras personas lo habían visto.

Los testigos indicaron que no saben cuántas de las personas que participaron de la llamada se dieron cuenta de lo ocurrido, pero ambas aseguraron que lo vieron masturbándose.

“Estoy bastante seguro de que Toobin no se dio cuenta de que la gente en la llamada del New Yorker podía verlo”, dijo su colega Masha Gessen al New York Times. “Sospecho que pensó que estaba desconectado y no se dio cuenta de que todos habíamos regresado a una cámara en vivo”.

El editor jefe de New Yorker, David Remnick, envió un comunicado a los empleados de la revista: “Queridos: Como habrán leído en varios informes de noticias hoy, uno de nuestros escritores, Jeff Toobin, fue suspendido después de un incidente en una llamada de Zoom la semana pasada. Tengan la seguridad de que nos tomamos estos asuntos muy en serio y lo estamos investigando. Lo mejor, David”.

La cadena CNN también dijo en un comunicado que el experto legal sería apartado temporalmente: “Jeff Toobin ha pedido un tiempo libre mientras se ocupa de un problema personal, que le hemos concedido”.

Toobin, de 60 años trabaja para el New Yorker desde hace más de 20 años y en la CNN desde 2002. A lo largo de su larga carrera profesional escribió unos nueve libros sobre política y el sistema judicial estadounidense, el más reciente True Crimes and Misdemeanors: The Investigation of Donald Trump, (Verdaderos delitos y faltas: la investigación de Donald Trump"), publicado en agosto.