ESTADOS UNIDOS (ADNSUR) - En un contexto de pandemia que afecta al mundo desde hace ya más de un año, las vacunas se convirtieron en una esperanza para la sociedad en su búsqueda de volver a la 'vieja normalidad' a la que acostumbrábamos previo a la llegada del coronavirus.

Así es el caso de Estados Unidos, donde a partir de una actualización de las reglas sanitarias elaboradas por expertos sanitaristas se estableció que aquellas personas que hayan completado el ciclo de vacunación podrán circular sin barbijo.

Durante todo 2020 los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), habían recomendado a la población la utilización de mascarillas en todo momento para prevenir los contagios. Sin embargo, desde este martes se establecieron nuevas normas que permitirán mayores flexibilizaciones en ese sentido.

De esta manera, no será obligatorio que las personas lleven mascarillas al aire libre cuando caminen, anden en bicicleta o corran solos o con miembros de su hogar, así como tampoco en pequeñas reuniones al aire libre con personas totalmente vacunadas.

Las personas no vacunadas, por otro lado, deben usar mascarillas en reuniones al aire libre que incluyan a otras personas no vacunadas. 

“Es el regreso de la libertad”, afirmó al respecto el Dr. Mike Saag, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Alabama en Birmingham, y sumó: "Es el regreso de poder hacer actividades normales de nuevo. Todavía no estamos ahí, pero estamos en la rampa de salida. Y eso es algo hermoso”.

Según los datos oficiales más de la mitad de los adultos estadounidenses se han vacunado al menos una vez contra el coronavirus, y más de un tercio se ha vacunado completamente.