El abogado sufrió un accidente cerebro vascular (ACV) en su departamento de Santa Fe, en ese momento, en la calle estaba una mujer le destrozándole la camioneta BMW con un matafuegos, un episodio de violencia que fue grabado por los vecinos y se viralizó.

Se trata de Raúl Leopoldo Berizo, un abogado penalista de 67 años , quien permanece internado en estado crítico en terapia intensiva en el Hospital Cullen. Según El Litoral , en base a información de fuentes sanitarias, Berizo permanece internado con respiración asistida y en coma.

El hombre fue encontrado inconsciente el sábado por la noche en su departamento en el bulevar Gálvez al 1400, en el barrio Candioti, una zona muy concurrida en el centro de la capital provincial. Fue s u hijo  quien lo encontró después de que su padre no le respondiera el teléfono. Cuando llegó al edificio se encontró con una mujer, que luego fue identificada como Yésica Martínez, de 37 años de edad, que estaba destrozando la BMW X5 de su padre.

Está muy grave el abogado al que una mujer le destrozó la camioneta con un matafuegos

El hijo de Berizo  pudo ingresar cuando llegó un cerrajero. Así encontró al abogado desvanecido, tendido en una cama.

Mientras tanto, Yesica Martínez seguía  con los destrozos a la camioneta. La mujer, tenía una "relación informal" con Berizo. Los destrozos que provocó:  abolló el capot, rompió las ópticas, forzó las puertas, y pulverizó los espejos retrovisores. Y hasta tuvo tiempo de subirse al techo para romper el vidrio corredizo.

Tras descubrir que el abogado había sufrido un ACV y debía ser derivado a un hospital, el hijo de Berizo se acercó a Martínez.

"No te pego porque sos mujer, si fueras hombre ya te hubiera cagado a trompadas", le gritó, según se escucha en el video grabado.

Está muy grave el abogado al que una mujer le destrozó la camioneta con un matafuegos

Después de una larga secuencia de gritos y golpes, llegó la Policía. Dos agentes mujeres intentaron calmar a la agresora, pero Martínez continuaba a los gritos y a los golpes contra la camioneta. Se la llevaron por la fuerza.

Una vez que la trasladaron a la comisaría, la mujer siguió con su estado de furia: forcejeó con el personal policial y el ataque se dirigió a un escritorio en donde se encontraba una computadora.

A su vez, le dio una patada a una suboficial que intentó calmarla. La fiscal de turno del Ministerio Público de la Acusación, Lucila Nuzzo, ordenó realizarle exámenes psiquiátricos y toxicológicos a la mujer y dispuso que se le inicie una causa por "daño calificado", "atentado" y "resistencia a la autoridad".

El perito psiquiatra que la evaluó la noche de la detención determinó que estaba "orientada en tiempo y espacio", según confiaron fuentes del caso.

Como los delitos que le imputan son excarcelables, quedó en libertad. Eso sí, antes "le allanaron la casa y le secuestraron su celular y el de Berizo, que estaba en su poder", explicaron las fuentes.

Con información de Clarín