MADRID (ADNSUR) - España prorrogó la cuarentena para los pasajeros procedentes de Brasil y Sudáfrica y la  impuso a otros diez países, entre ellos Perú y Colombia,  con el objetivo de evitar la propagación de las nuevas variantes del coronavirus, según la orden del Ministerio de Sanidad que publica este miércoles el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Esta norma entrará en vigencia a las cero horas del 8 de marzo por un plazo de 14 días, por lo que la cuarentena se amplía a todas las personas que procedan de las repúblicas de Botsuana, Unión de Comoras, Ghana, Kenia, Mozambique, Tanzania, Zambia y Zimbabue, además de Perú y Colombia.

La medida será obligatoria para todas los viajeros que lleguen de esos países, con o sin escalas intermedias, a cualquier aeropuerto español durante los diez días posteriores a su llegada, que serán siete si el pasajero se realiza una prueba diagnóstica en infección aguda para descartar el virus y da negativa.

En el plazo que esté vigencia esta norma, los pasajeros deberán permanecer en su domicilio o alojamiento, así como limitar los accesos de terceras personas. También tendrán que restringir sus desplazamientos a los imprescindibles: adquirir alimentos, productos farmacéuticos o de primera necesidad; asistencia a centros de salud o causas de fuerza mayor.

La cuarentena se adoptó ante la preocupación existente por los efectos de las variantes, tanto en lo que afecta a su impacto (mayor transmisibilidad), como a su extensión a países próximos a donde se detectaron inicialmente, muchos de los cuales presentan un grado limitado de capacidades de vigilancia, detección y notificación contempladas en el reglamento sanitario internacional, informó la agencia EFE.