CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Luego de la indignación y la conmoción generalizada que provocó que trascendiera que tres empleados de la funeraria que trabajaron sobre el cadáver de Diego Maradona se sacaron fotos junto al cuerpo, en las últimas horas se sumó un nuevo escándalo, ya que una de las imágenes fue publicada por un medio de Estados Unidos.

La publicación la realizó The New York Post, lo que de inmediato provocó muestras de enojo mundiales.

El New York Post tituló su nota  "Funeraria se disculpa por selfie con cuerpo de Diego Maradona", junto a la polémica foto de Diego Molina sin tapar la cara.

Luego, retrocedieron en su accionar y decidieron tapar la cara del jugador con retoque digital.

El New York Post es el principal diario sensacionalista de esa ciudad y es propiedad del magnate australiano de medios Rupert Murdoch.