Un jubilado salteño sorprendió a la provincia norteña y al resto del país luego de que se conociera la historia acerca de cómo recibió una transferencia de más de 4 millones de pesos por error y decidió devolver al dinero.

Serafín “Paco” Peralta está jubilado, pero sigue trabajando en una fábrica para poder mantener a sus seis hijos. Se levanta todos los días a las cinco de la mañana, y cuando el pasado viernes revisó su caja de ahorro se encontró con que había recibido una transferencia de 4,2 millones de pesos que no le correspondían.

Sin dudarlo, aguardó a que terminara el fin de semana para dirigirse a una sucursal del banco para notificar sobre el error.

“Hice solo lo que tenía que hacer”, aseguró en diálogo con El Tribuno. "Fui a sacar mi plata el viernes. El sábado hablé con mi jefe para pedirle permiso y, a Dios gracias, me dejó ir al banco", contó.

En es sentido, aseguró estar contento con su decisión, porque "seguramente la empresa necesitaba esa plata para su gente”.

“Gracias a empresarios yo también tengo trabajo”, agregó previo a contar que todos los días se levanta 4.30 de la madrugada "y a las 5 ya me voy. Vuelvo a las 19.30 o 20. Viajo desde Cerrillos hasta el Parque Industrial. Voy de lunes a sábado. Yo no falto jamás”

El gesto de Paco sorprendió a los trabajadores de la entidad bancario, quienes reconocieron su accionar. "Decí que este señor es honesto, si hubiera sido otro se gasta todo. Tienen que estar agradecidos a este señor", comentó una cajera.