CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Francisco López, más conocido como "Paco", es enfermero, tiene 61 años y hace 33 que trabaja en el dispensario de La Población, en Traslasierra, Córdoba. Aunque ya desde hace tiempo está a disposición de los vecinos, su trabajo tomó mayor relevancia por el coronavirus, ya que viaja muchos kilómetros para que los adultos mayores no salgan de sus hogares.

"Paco" va casa por casa todos los días a vacunar contra la gripe a los vecinos. Cuando el terreno es llano, lo hace en ambulancia, pero cuando hay que ir hasta las sierras viaja a caballo.
Tiene un viaje de dos horas y media de ida y otro tanto de vuelta.

En una conservadora lleva unas 20 dosis de vacunas contra la gripe. "Además de vacunar a la gente mayor, aprovecho y vacuno a los niños para que las mamás no tengan que bajar hasta el pueblo", contó en diálogo con TN y La Gente.

En La Población viven mil personas y las dosis de vacunas se consiguen en el hospital de Villa Dolores, ubicado a 25 kilómetros.

Es enfermero, tiene 61 años y recorre kilómetros a caballo para vacunar casa por casa a los vecinos

En todos estos años "Paco" participó de muchos partos, lo que lo convirtió, prácticamente, en un miembro más de las familias. "La gente siempre es muy agradecida, me convidan café y me invitan a comer algo. Son sencillos, humildes y muy solidarios. Me gusta el trabajo que hago y me da mucha satisfacción ser útil a los demás", aseguró el enfermero.