Ludwig Eisenbock tiene 72 años, es alemán, de Münich, y se dedica al negocio inmobiliario. Es amante de la fotografía y de viajar a Sudamérica. Desde hace más de cuarenta años viaja a la Argentina, donde se compró una casa en Calingasta, provincia de San Juan.

Ludwig siguió atentamente el caso del policía Luis Chocobar (34), que cobró resonancia por salir en defensa del turista norteamericano Joe Wolek (57) y matar a su agresor Juan Pablo Kukoc (18) de dos balazos.

"La noticia me atrapó desde el primer momento que la leí, seguí cada artículo desde 2017 hasta el último, hace unos días, cuando Chocobar fue sentenciado a dos años de prisión en suspenso, lo que me dio mucho enojo y tristeza", informó Clarín.

"Para mí Chocobar es un héroe y la Argentina, país que conozco de La Quiaca a Tierra del Fuego y de Mendoza a Buenos Aires, necesita más policías como Chocobar, que no miren para otro lado, y también más gente de a pie como Chocobar, que tomen partido, que reaccionen ante situaciones de robo y agresión como las que vivió el turista norteamericano", se hace entender Ludwig entre un castellano vacilante y un inglés más fluido.

"Chocobar se excedió, lamento que no hubiera llegado un minuto antes a la escena del ataque, ya que hubiera podido reaccionar con los atacantes in fraganti y de manera legal".

Ludwig Eisenbock
Ludwig Eisenbock

Apenado por la situación del policía, inhabilitado por cinco años para ejercer como funcionario público, Ludwig se contactó con este diario para que oficie de puente con Fernando Soto, abogado de Chocobar, a fin de hacerle llegar "no sólo un abrazo y mi admiración, sino que quiero colaborar con él donándole 400 mil pesos, que tengo entendido es el embargo que le hizo la Justicia". 

Ludwig, en la Boca, en 2017, unas semanas antes, pero en el mismo lugar que se produjo el asalto al turista Joe Wolek y la posterior acción de Luis Chocobar. Foto Clarín
Ludwig, en la Boca, en 2017, unas semanas antes, pero en el mismo lugar que se produjo el asalto al turista Joe Wolek y la posterior acción de Luis Chocobar. Foto Clarín

Esta iniciativa le empezó a dar vueltas a Ludwig después de leer en internet que se habia realizado una colecta en la que hasta este jueves superaba los 2.5 millones de pesos que irán destinados a la flamante Fundación Chocobar, que tiene como objetivo principal brindar asistencia legal, técnica, psicológica, médica, sanitaria, social, alimenticia y económica a los miembros de las fuerzas de seguridad de todo el país. "Cuando me enteré de esta noticia, no lo dudé", afirma el ciudadano alemán en conversación con Clarín a través de una videollamada.

¿Por qué su devoción hacia el agente bonaerense? "Porque la víctima podía haber sido yo, también soy como aquel turista, un fotógrafo aficionado que había estado en La Boca unas semanas antes del ataque en 2017, por eso me afectó tanto. Entiendo que Chocobar se excedió y lamento que no hubiera llegado un minuto antes a la escena del ataque, ya que hubiera podido reaccionar con los atacantes in fraganti y de manera legal".