Hace algunos días, se conocía que algunas monedas de $1 con fallas resultan de interés para los coleccionistas que se agrupan bajo el nombre “Numismática Argentina”. Ellos compran, venden y canjean monedas y billetes nacionales.

Entre los billetes, los más valorados son los que tienen algún tipo de error de impresión o de ortografía. Aunque para saber su cotización, hay que encontrar algún comprador interesado o dispuesto a pagar más por ese billete.

El especialista en temas numismáticos, Ariel Dabbah —miembro titular del Instituto Federal de Investigadores Numismáticos (Ifinra) y autor del libro “Errores de acuñación en la amonedación nacional 1881-2015″- citó algunos ejemplos de billetes con errores que están actualmente en circulación. “Son muy coleccionables”, destacó. Los hay muy antiguos, pero también son muy codiciados los papeles fallidos que están en circulación.

Billetes de $200 argentinos con error.
Billetes de $200 argentinos con error.

Un ejmplo es el caso del billete de $1.000, de la serie de animales, que en su reverso no tienen completo el dibujo, solo se ve el fondo sin terminar y falta el mapa de la Argentina en color rojo y el árbol con el nido del hornero en color violeta.

En Mercado Libre, venden otro papel de $1.000 por 20.000 pesos. Es decir, un 1.900% más que su valor nominal. Debido a que no tiene impresa su banda de seguridad. Se trata de un error de acuñación importante: este hilo impreso en líneas intercaladas en tonos tornasolados y un diseño especial es uno de los principales elementos de seguridad del billete porque es muy difícil de falsificar.

El billete de 1000 sin faja de seguridad que se vende online a $20.000
El billete de 1000 sin faja de seguridad que se vende online a $20.000

“El precio del billete es un poco alto pero no es irracional. Son 100 dólares. Diría es que es su precio máximo”, explica Dabbah sobre la publicación.

“El billete parece bueno, pero eso es algo difícil de determinar sin tenerlo en la mano. Y si se desata furor seguro van a aparecer falsos. Hay que tener cuidado”, alerta el especialista y reitera que para estas compras conviene contar con la recomendación de un exporto para evitar dolores de cabeza.

También hay un billete de $200, también de la serie de animales, que en su frente no tiene impreso el numero 200 ni las palabras “doscientos pesos” que en el billete habitual se leen en una tinta de color verde que cambia al dorado.

Otro caso es el billete de $200 que tampoco tiene terminado el dibujo de su reverso. En ese billete, no también falta el mapa y gran parte del dibujo que en los billetes correctamente impresos tiene colores rosas sobre un fondo celeste.

¿Cuánto se puede obtener por la venta de estos billetes? Por la información que circula en los grupos de Facebook especializados, depende de encontrar un coleccionista interesado y llegar a un acuerdo.

Otro error de impresión en un billete.
Otro error de impresión en un billete.